Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

“Para nadie es un misterio que Chile es un país minero. No obstante, es necesario conciliar el desarrollo de la actividad con el cuidado del medio ambiente”, expuso Carolina Schmidt.

Lunes 03 de Diciembre de 2018.- La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, expuso ante el Consejo General de la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI), donde abordó los principales lineamientos de la política ambiental del actual gobierno, especialmente el proyecto de ley que modifica el SEIA. El encuentro fue encabezado por el presidente del gremio, Diego Hernández, y los vicepresidentes José Miguel Ibáñez y Francisco Araya.

En su exposición, la secretaria de Estado dijo que esta ley busca otorgar certezas a los inversionistas. “Las empresas deben saber que, aunque la ley sea más dura, se tienen certezas. Que no sea un no temprano sino un sí definitivo, aunque sea más tarde”, señaló.

Agregó que “para nadie es un misterio que Chile es un país minero. No obstante, es necesario conciliar el desarrollo de la actividad con el cuidado del medio ambiente”.

“Los temas medioambientales hoy son centrales en el desarrollo del país. Tenemos que ver cómo conciliamos todo. No es contrario el medio ambiente a la minería. Hay que ver cómo desarrollar la minería más sustentable”, afirmó la ministra.

En su intervención, la ministra Carolina Schmidt reconoció que la tramitación del proyecto de ley de modificación del SEIA es compleja y difícil debido a la fragmentación que existe en el Congreso. “Es mucho mejor tener un proyecto menos bueno, pero legitimado por todos para entregar certeza que perdure en el tiempo, que un proyecto que una de las partes encuentre brillante y salga adelante sin la necesaria legitimidad de todos, porque créanme apenas cambien las condiciones ese proyecto va a querer ser cambiado”, afirmó.

Por su parte, el presidente del gremio, Diego Hernández, planteó a la secretaria de Estado las principales inquietudes de la industria respecto al tema medioambiental, especial mención hizo a la situación que está viviendo Mina Invierno en Isla Riesco, en Punta Arenas, debido a la decisión del Tribunal Ambiental de Valdivia que decretó la medida cautelar de suspensión de la incorporación de tronadura como método de extracción en la operación, pese a que los organismos técnicos respectivos la aprobaron en tres oportunidades. “Esta es una decisión desproporcionada que pasa a llevar toda la institucionalidad que existe”, sostuvo Hernández.

El directivo añadió que “si en un plazo relativamente corto, no se revierte esa decisión, después de la reclamación de la empresa y el SEA, Mina Invierno deberá cerrar y se producirá el despido de 1.000 trabajadores”.

Portal Minero

Portal Minero