Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Miércoles 15 de Marzo de 2017.- Para concretar esta entrevista hubo que hacer magia. Y es que, erróneamente, pensamos que tras la venta de IDT a General Electric y cumpliendo con los 3 años solicitados por la multinacional para hacer el traspaso íntegro de la compañía Patricio Lagos tendría una agenda más holgada. Pues bien, no ha sido así y tras 42 años de ejercicio laboral ininterrumpido, Patricio sigue en la cresta de la ola pues como él mismo señala, “hoy día estoy partiendo de nuevo, con nuevas ideas y proyectos”.

La trayectoria profesional de Patricio Lagos revela de inmediato el compromiso y pasión con la que enfrenta el mundo laboral. Y es que con innecesaria modestia nos comenta que en 42 años sólo tuvo 2 trabajos. El primero – y que se extendió por 20 años – en Compañía Minera Pudahuel, empresa a la que renunció para perseguir un sueño, sueño que materializó creando IDT, empresa chilena, fabricante de rectificadores que lo mantuvo ocupado y feliz más de 20 años.

La Enterprise

Contra todo pronóstico, Patricio recuerda que se aventuró a la fabricación de rectificadores en Chile en un momento en que era impensado utilizar tecnología nacional para un equipamiento que equivale al “corazón de una planta minera”, como el mismo nos instruye.

Y es que este Ingeniero Eléctrico de la Universidad de Chile hoy cuenta con orgullo que “el 43% de los rectificadores que hay en Chile, funcionando en mineras, fueron fabricados por IDT. Hay más de 100 equipos con rectificadores IDT en diversas plantas del país”, agrega.

“Nunca en mi vida el éxito económico marcó mi visión sino que mi entusiasmo y mis ganas de hacer cosas”. Esta frase revela la impronta con la que don Patricio ha enfrentado cada desafío perseguido. Y es que para él, su aspiración primera ha sido “ser feliz haciendo mi trabajo”.

Por lo mismo, el acercamiento de General Electric para adquirir su empresa lo tomó por sorpresa pues como el mismo admite “nunca pensé que (GE) quería comprar la empresa”, más bien creyó que GE estaba interesado en crear una sociedad virtuosa en el mercado de los rectificadores en la industria minera en Chile.

Tras un año de negociación, en noviembre de 2013, General Electric compró IDT, acordando con los americanos que hasta noviembre de 2016 Patricio estaría encabezando la integración de su empresa a la estructura de la multinacional con más de 450.000 trabajadores en el mundo.

Con emoción, Patricio recuerda que antes de salir de IDT, sus colaboradores le obsequiaron una figura de la nave Enterprise de Viaje a las Estrellas como metáfora de lo que IDT llegó a ser. Una empresa – en sus palabras – con “cultura de innovación, de la verdad, de compromiso con el cliente con relaciones de largo plazo” que contra todo presagio se instaló con éxito en la minería chilena y mundial con la fabricación de rectificadores y soluciones integrales en la industria extractiva.

Partidario del trabajo en equipo, Lagos comparte la convicción que ha intentado transmitir siempre: “el Esfuerzo Sostenido”. Porque es a través de este esfuerzo sostenido que considera posible perseguir la mejora continua a través de una entrega completa. A su juicio, “las buenas ideas son apenas el 1% de un proyecto, el 99% restante es producto del esfuerzo sostenido”, subrayó.

Patricio Lagos estudiante

“El 1º de diciembre de 2016, a las 5.55 de la mañana me encontré desocupado por primera vez”, rememora. Este hito marca el espacio propicio que encontró hoy para cumplir una tarea pendiente y que se aplica al lado B que convoca este espacio: estudiar.

“Toda mi vida he sido un tipo de ideas. A los 10 años tenía mi propio laboratorio de fotografía, a los 14 años lancé un cohete. Soy un inventor, un innovador. Que una idea se transforme en realidad, es el camino que más disfruto”. Es así como actualmente se encuentra pavimentando el camino a nuevas ideas a través de un MBA Senior que está cursando en la Universidad Adolfo Ibáñez y que dura 2 años y del cual pretende extraer las herramientas necesarias para preparar nuevos proyectos.

Y es que en su diagnóstico, “las reglas del juego (en minería) están cambiando y hoy día la utilización correcta de los recursos va a primar por lo que es el espacio perfecto para prepararse”.

Por lo mismo, por estos días se encuentra en proceso de diseño y desarrollo de ideas y soluciones vinculadas con la industria minera que cree apalancarán de manera importante la contractura actual del mercado que se prevé mejore en el corto plazo. “Hoy día estoy buscando una nueva colina para seguir trabajando, me estoy preparando para el repunte de la industria”, enfatizó.

Patricio Lagos auténtico

No podemos cerrar esta entrevista sin destacar algunos conceptos que mejor grafican esa energía que Patricio transmite. A sí mismo, se define como un hombre optimista – demasiado a veces, en sus palabras – que siempre ve el vaso medio lleno porque “lo único que ha sido importante para mí es ser feliz en lo que hago y si hay algo que me ha motivado siempre, es que le he puesto mucha pasión a todo”, puntualiza.

Orgulloso esposo, padre y abuelo, Patricio no perdió oportunidad en toda nuestra entrevista de destacar a Cecilia, su esposa por más de 40 años; Cecilia y Gonzalo, sus hijos y por cierto de enaltecer a sus 4 nietos que los describe así: “Fernando de 13 años que es mis ojos, Pedrito de 7 años que es mi corazón, Josefina de 10 meses que es mi vida y Clemente de 6 meses que lo es todo”, finalizó.

Portal Minero
Labels