Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Revela que su sueño frustrado es haber sido cantante. “Luego de tomar un curso de canto por un año, me di cuenta que es mucha técnica. Algún día que tenga más tiempo espero retomarlo”, señala.

maria-sonami-humano-betancour-cristina-lado

Miércoles 09 de Mayo de 2018.- Nacida y criada en Santiago, María Cristina Betancour es la Gerente de Desarrollo de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

De profesión Ingeniero Comercial de la Universidad Católica, María Cristina tiene una particularidad. Se tituló con las dos menciones que ofrece dicha carrera. En economía y administración, porque según cuenta, nunca pudo decidir cuál de las dos líneas le gustaba más y “durante mi carrera he ejercido en ambas áreas”, recalca.

Pero su vínculo con la industria minera se dio ya bien adentrada en su carrera profesional. Sólo después de más de una década y tras enterarse de casualidad de la existencia de un concurso de Alta Dirección Pública al cual postuló, se concretó su arribo a la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) en el año 2012, como Directora de Estudios y Política Públicas.

“Cuando entré a Cochilco comencé a trabajar a tiempo completo. Ahí estuve dos años. Me encantó la minería. Encontré este sector productivo muy variado y distinto, no solo en actividades sino también en temas y eso me atrajo y me mantuvo en el sector”, sostiene la economista, quien también es casada y madre de cuatro hijos.

En 2014 deja Cochilco y recibe el llamado desde Sonami para lidera la recién creada Gerencia de Investigación y Desarrollo de la entidad, cargo que mantiene hasta hoy.

En ese sentido, Betancour se declara feliz de estar en su actual puesto: “Me ha encantado porque reúne todas las características que he buscado siempre. Además de los temas, permite compatibilizar la vida familiar con el trabajo, lo que no es fácil”, afirma.

Y es justamente en las oficinas de Sonami, donde María Cristina Betancour, nos recibe y cuenta un poco más de lo realiza en su tiempo libre, su lado B.

Al ser consultada por sus pasatiempos, nos cuenta su amor por la natación, deporte que práctica desde niña. “A mis padres siempre les gustó que practicáramos natación y después en la universidad tomé varias veces natación, en ese tiempo no competía, pero ahora estoy yendo a competencias”, afirma.

Y añade: “Practico hace muchos años pero nunca había sido tan constante, como este último año”.

La experiencia de competir

Para poder empezar a competir, María Cristina tuvo que adoptar una rutina periódica de entrenamiento de la mano de un entrenador.

Se levanta a las 6AM a entrenar dos o tres veces a la semana, sesiones en las cuales recorre dos kilómetros durante una hora, todo esto antes de ir a trabajar.

En cuanto a la experiencia de competir, confiesa que le encanta: “Nado 25 y 50 metros en categoría crol o espalda. Es muy entretenido el ambiente que se vive, las jornadas cuando uno va a competir son extensas, pero la verdad es que me entretengo mucho”.

El yoga y la vida al aire libre

Junto con la natación, el yoga es otra de las actividades que practica desde hace 30 años. “Para mí el yoga es una forma de vida”, expresa.

“El yoga tiene mucho ejercicio y flexibilidad, tiene toda la conexión con el cuerpo a través de la respiración, entonces eso te permite estar más alerta y con el cuerpo más tranquilo”, nos transmite.

Agrega que “te ayuda a soportar las presiones y a conllevar el estrés”.


Además del yoga la vida al aire libre es otra de los pasatiempos que le permite desarrollar junto a su esposo y sus cuatro hijos, aunque ahora no con tanta frecuencia. “Me encanta todo lo que es ir de camping, subir cerros, picnic, pero no tengo tanto tiempo”, complementa.

Un sueño frustrado

Al preguntarle si tiene algún sueño frustrado su respuesta fue inmediata. “Si hubiese tenido buena voz, habría sido cantante. Luego de tomar un curso de canto por un año, me di cuenta que es mucha técnica. Algún día que tenga más tiempo espero retomarlo”, sentencia.

Portal Minero

Portal Minero