Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Miércoles 09 de Marzo de 2016.- Como un hombre apasionado por la Política y la Música se define el actual vicepresidente Ejecutivo de Enami, Jaime Pérez de Arce, sin embargo en los últimos años a estos intereses personales se ha sumado una actividad totalmente distinta y que ha logrado cautivarlo. Se trata de la Minería, industria a la que llegó de forma repentina y sin conocerla mayormente, pese a esto y por los últimos 15 años ha estado ligado a ella en distintas funciones y reconoce que ha sido una experiencia “apasionante”.

Haciendo una pausa en su agitada agenda diaria, este ingeniero comercial de la Universidad de Chile, con mención en Economía, se dio un tiempo para conversar con Portal Minero sobre sus actividades cotidianas y sus interés personales que van más allá de conducir la Empresa Nacional de Minería, cargo que ocupó por primera vez en el año 2000 y que ha desempeñado en otros dos periodos.

Amante de la Política

Pérez de Arce siempre ha estado ligado a la esfera política, como ferviente militante del Partido Socialista desde que era escolar. A pesar que ya no es un militante activo, porque cree que es el tiempo de darle espacio a las nuevas generaciones, considera que el estar inmerso en esta actividad fue el trampolín para llegar a ser el Vicepresidente Ejecutivo de Enami, ya que son cargos que por lo general se designan políticamente.  

“Yo llegué desde la Política a la Minería y probablemente resultó ser una simbiosis interesante por la sensibilidad que el mundo político tiene respecto de la Enami, lo que genera muchas oportunidades de hacer cosas”, afirmó.

Criado por su familia materna en la comuna de Conchalí, comenta que toda su enseñanza la realizó en escuelas públicas. Estudió en la Escuela República del Perú de la comuna de Recoleta y luego en el Liceo Gabriela Mistral de Independencia, lugar donde se encontraba cuando en 1970 ingresó a la Juventud del Partido Socialista.
En este periodo comenzó su amor por la política y recuerda que para la época no era algo tanto insólito, ya que eran años en que la juventud estaba mucho más politizada. 

“Cuando entré al liceo experimental Gabriela Mistral, habían juventudes políticas, se elegían centros de alumnos de manera democrática, los alumnos participaban en política.  Cuando uno tomaba esas causas las tomaba con mucha responsabilidad, uno estudiaba, leía libros, se interesaba por lo que hacía”, aseguró.

Asimismo agregó: “el que yo haya tomado este camino no tiene nada de extraño para esa época, hoy día resulta impensable, hoy día la política se mira como una actividad mala y yo sigo creyendo que es la más noble de las actividades”, señaló. 

Sin embargo no todo en su vida política ha sido fácil, ya que desde su época universitaria en la Universidad de Chile, sufrió varias detenciones por su postura opuesta al régimen militar.  De hecho, nos revela que “desde los 14 años que me dedico a la política, cuando ingresé al Partido Socialista, durante el golpe militar permanecí siempre en Chile, participé activamente en el proceso de reconstrucción de la democracia, estuve detenido por la CNI dos veces y caí preso varias otras”.

A pesar de estos momentos difíciles cree que ésta es una actividad que no dejará de importarle nunca a pesar que ahora está retirado de la militancia activa. Sin embargo, considera que el ocupar un cargo público como el de Enami le permite continuar ligado al servicio público.  

“Soy una persona que siente un compromiso, una vocación de servicio público que le importa lo que está pasando, que me meto en las actividades con sentido de largo plazo y eso es lo que me interesa y lo que me entusiasmó a volver a la Enami”.  “Desde al ámbito en que yo estoy, siento que puedo contribuir a que la riqueza que el país tiene se explote al máximo y Enami es un tremendo lugar para cumplir una tarea de ese tipo”, agregó Pérez de Arce. 

Sus inicios en la Minería

Jaime Pérez de Arce comenta que llegó a la Minería “de forma inesperada” y lo hizo tras desempeñarse como Subsecretario de Educación durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, éste fue el primer cargo público que tuvo, antes venía desde el mundo privado.

“Cuando terminó el gobierno de Eduardo  Frei, me quedé sin trabajo y surgió mi nombre para postularlo por el Partido Socialista a Enami, yo no era partidario porque me declaraba absolutamente ignorante en el sector, finalmente me pidieron asumir esta responsabilidad y lo hice con cierto temor, pero resultó ser una decisión bastante importante porque a partir de entonces me he mantenido vinculado al sector minero”, afirmó.

De su trabajo en la Empresa Nacional de Minería agrega que “fue apasionante para mí la actividad y la naturaleza de la Enami, yo vengo del mundo político y el conocer un instrumento de este tipo con una historia tan larga es el resultado de un producto histórico, es el resultado de una interacción entre mineros, sociedad civil y Estado”.
Entre 2000 y 2006 fue su primer periodo como vicepresidente ejecutivo de Enami. Posteriormente en 2007, a pedido de Michelle Bachelet, asumió nuevamente el cargo. En 2013, después de laborar un tiempo en la División El Teniente de la estatal Codelco, fue nombrado vicepresidente de Recursos Humanos de la empresa.  En 2014 retornó a Enami, en el marco del segundo Gobierno de Bachelet, donde permanece hasta la fecha.

“Cuando llegué fui muy sincero y dije que no sabía nada de Minería y por lo tanto vine a aprender”, recuerda que le correspondió ingresar a la Enami “en un periodo muy crítico donde nadie daba un peso por la empresa. La mirada que había en ese entonces era que la Enami no era viable” por lo tanto, ver lo que ha pasado después y como se ha posicionado la compañía en la industria chilena lo llena de orgullo.

“El modelo de fomento que la Enami ha logrado desarrollar es único en Latinoamérica. En estos años me ha tocado conocer distintos lugares y darme cuenta que es un modelo envidiado”, incluso asegura que ha recibido ofertas de gobiernos extranjeros solicitando asesorías para poder llevar a cabo este modelo en la industria minera”, afirma.

Por tal motivo asegura que volver a la compañía en más de una ocasión “ha sido hermoso”. “Siento que es un privilegio estar en la Enami por la potencialidad que tiene para establecer buenos entendimientos público - privados y que hoy parece ser muy necesaria en el mundo moderno”.

Pasión por la música

Pero no todo en la vida de Jaime Pérez de Arce es Política y Minería, otra de las cosas, además de su familia, que le apasiona en la vida es la música, de diversos estilos, desde los que marcaron su juventud hasta la música más contemporánea y que puede compartir con sus hijos veinteañeros.
De esta forma, durante un mismo día no le complica transitar por estilos que van desde Inti Illimani o Violeta Parra, pasando por los Rolling Stone y The Beatles, hasta terminar con Coldplay que escucha junto a sus retoños.

“A mí me marcaron épocas, me marca la música popular chilena, con Inti illimani, Quilapayún, Víctor Jara, Violeta Parra, pero también me marcó el hippismo que nació en esos años en que era adolescente, aunque eran estilos que en esa época se repelían, yo viví en los dos mundos. Era militante, pero también era hippie, usaba el pelo largo y por lo tanto también escucho música de esos años como Led Zepelín, Rolling Stone, The Beatle, etc”, precisó.

De esta forma son varios los intereses que Pérez de Arce tiene en su vida y que van más allá de sus intensas actividades relacionadas con la Minería. 

 

Portal Minero