Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Fortalecer e Instalar capacidades de Gestión de recursos hídricos predial y extra predial, para la sustentabilidad agrícola, es el objetivo del proyecto dirigido a una comuna sustentada principalmente en la producción de uva pisquera.

Viernes 24 de Febrero de 2017.- “Antes regábamos cada 9 días y en el momento más crítico lo hacíamos cada 30 o 40” fueron las declaraciones de Hugo Miranda, Presidente de la Junta de Vigilancia de Río Hurtado, organización que tiene 1500 asociados de los cuales 90% son pequeños regantes.

Así, preparar a la organización para que los asociados no pierdan sus cosechas;  ahorren del vital recurso y aumenten su productividad -a través de diversas herramientas con componente tecnológico, es el fin del proyecto  de $103.612.000  (donde Corfo aporta $68.622.000 ) y que tiene a los regantes muy contentos y agradecidos declaró el Presidente de la junta de Vigilancia.

Se trata del Programa de Difusión de Transferencia Tecnológica “Fortalecimiento e instalación de capacidades de gestión del recurso hídrico predial y extra predial, para la sustentabilidad agrícola del subsistema Río Hurtado” donde los 1500 usuarios podrán incorporar estrategias de mitigación y tecnología, para garantizar el uso eficiente del recurso hídrico.

Miranda, explicó que: “nos preparamos como organización para que la gente no pierda sus cosechas, ahorre recursos y pueda salvarlos” Siendo enfático en destacar iniciativas como la construcción de un Plan Maestro, “que permitirá tener un conocimiento eficiente y certero de la cantidad de agua utilizada por cada uno de los asociados y de ese modo tener un uso eficiente del recurso. Por ejemplo, “contaremos con un software que nos permitirá medir la cantidad de agua que cada regante debe utilizar”. Indicando que “actualmente se está operando con sistemas demostrativos para medir las unidades del recurso en diferentes tipo de suelo y así saber si debe hacerse por goteo o por surco”.

Recordemos que la región ha estado enfrentando una de las sequias más fuertes de los últimos años, entrando en una situación de cambio climático que bien puede traducirse en una sequía constante por la que se debe estar preparados, explico Mauricio Cortés,  coordinador del proyecto, “ya sabemos que el cambio climático está, por lo que tenemos que prepararnos para el futuro, las altas temperaturas se traducen en tener menos agua (aumento de evaporización) y por ende más demanda”.

Del mismo modo Cortés dijo que esto también se focaliza a mantener los empleos que existen “porque si no hay agua no tenemos empleo, porque mucha población de la zona se abastece del agua del río, debido a una problemática social de abastecimiento potable, por lo que  apuntamos a mantener esos puestos de trabajo”.

Andrés Sánchez, Director de Corfo Coquimbo, destacó la creación del Plan Maestro, para que los beneficiarios  puedan hacer un uso eficiente, perdurable y no sufrir los estragos de la escases hídrica, producto del cambio climático “es importante generar los conocimientos de gestión y sustentabilidad del recurso, para así contar con la información instantánea sobre su uso adecuado, la frecuencia de riego, uso de energías no convencionales y uso adecuado en periodos de restricción hídrica, entre otros”

Cambio climático, Plan Maestro y empleo

El  coordinador del proyecto, expresó que: tenemos que hacer una buena distribución y disminuir la perdidas del recurso hídrico,  que nos permitan prepararnos para este fenómeno de cambio climático y hoy en día el agua es cada vez más complicada de administrar, por lo cual la creación de este Plan Maestro será de vital importancia para el futuro y nos permitirá monitorear su uso a un plazo aproximado de 15 años

Este programa, además de ayudar a disminuir las pérdidas del recurso hídrico  se relaciona directamente las fuentes laborales que genera este vital recurso para la población de Río Hurtado, “si no hay agua no tenemos empleos. Porque acá no solo hay un factor económico, sino que social donde mucha población que vive en la zona se abastece del agua del rio” (por falta de agua potable)  indicó Mauricio Cortés, coordinador del proyecto.

Con respecto a la importancia de la cuenca de Río Hurtado, Hugo Miranda dijo que: “somos la primera zona de bajada de agua, en la época de sequía el tranque Recoleta (que tiene el 24% de sus acciones) fue el único que salvó y la gente que quedó con cultivos abajo, también pudo verse beneficiada”.

Así, prepararse para el futuro en tiempos de cambio climático, constituye una de las principales preocupaciones de la organización, que ahora ve con buenos ojos un futuro prometedor, donde la sequía se transforma en un fenómeno permanente y que requiere de mecanismos como estos para enfrentarlos y evitar capacidades mínimas en sus fuentes de almacenamiento, tal como los 12 millones que alcanzó a tener el embalse Recoleta, menos del 10% de su capacidad total.

Corfo

Portal Minero
Labels