Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Colombia

Se trata de la reserva natural "Páramo de Santurbán", una zona con un delicado ecosistema que es considerada como la fuente de los ríos y arroyos que abastecen de agua a 2,2 millones de personas al noreste de Colombia.

Miércoles 24 de Diciembre de 2014.- Sólo algunas zonas de la reserva natural “Páramo de Santurbán” en Colombia, podrán ser utilizadas para exploración y explotación de oro.

Así lo señaló a la agencia Reuters, el ministro de Ambiente de dicho país, Gabriel Vallejo, quien explicó que  la decisión prohíbe la minería y la agricultura entre los 3.100 y 3.300 metros de altura en esta zona; un área ecológicamente sensible para el suministro de agua.

"De las 129.000 hectáreas van a quedar 100.000 totalmente protegidas, esto garantiza que los recursos acuíferos los podamos cuidar, mantener, mejorar", dijo Vallejo, de acuerdo a la agencia.

Según el portal Hablemos de Minería, el ministro tambien sostuvo que otras 25.000 hectáreas están siendo utilizadas de manera inadecuada y por esa razón deben reconvertirse hacia ecosistemas de páramo gradualmente y en un plazo que habrá que determinar.

Adicionalmente quedan entre 5 mil y 6 mil hectáreas del llamado “uso sostenible”, que son las dedicadas a actividades agropecuarias intensivas, en las cuales el Gobierno dice que estará vigilante de la aplicación de buenas prácticas en el uso de abonos y fertilizantes, así como en el manejo del agua en lo que dan en llamar “agricultura limpia”, explicó el sitio web.

Decisión de mineras

"Hay tres compañías, una de las tres está por fuera del páramo, que desde el punto de vista de delimitación no tiene dificultades, tiene licencia de exploración y licencia ambiental", agregó el funcionario de gobierno, que no reveló los nombres de las empresas afectadas.

Son dos las empresas afectadas por esta decisión, las que deberán determinar si continúan con sus proyectos ya que algunas partes de sus títulos quedaron incluidos dentro del área protegida., informó Reuters.

El ministro aseguró que las dos empresas deberán decidir si continúan con sus proyectos, debido a que alguna parte de sus títulos quedaron incluidos dentro del área protegida.

No obstante, y de acuerdo a lo señalado por El Tiempo de Colombia, la empresa extranjera más afectada con el área protegida sería la canadiense Eco Oro, que pretende explotar yacimientos de oro de manera subterránea. La multinacional, que antes se llamaba GreyStar, retiró la solicitud del polémico proyecto Angostura, en el que pretendía explotar a cielo abierto 7,7 millones de onzas de oro durante 15 años.

El páramo

De acuerdo a Reuters, algunos ambientalistas detallaron que la explotación aurífera en la región es una amenaza para el delicado ecosistema andino del Páramo de Santurbán, un área que es considerada como la fuente de los ríos y arroyos que abastecen de agua a 2,2 millones de habitantes en el noreste de Colombia, incluida la ciudad de Bucaramanga.

En el mundo, solamente seis países cuentan con páramos y de ellos Colombia tiene el 50 por ciento, equivalente a unos tres millones de hectáreas en 36 complejos, sin olvidar que los páramos generan el 70 por ciento del agua que consumen los colombianos.

Tal como se ha reiterado, los criterios que se aplicaron para Santurbán serán los que se harán valer en la delimitación de los demás páramos.

Portal Minero