Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Fondo Concursable de Codelco Distrito Norte permitió a la agrupación loína Ángeles de Luz, adquirir tecnología de punta en beneficio de sus pequeñas y pequeños pacientes.

codelco-integracion-estimulacion-sensorial

Lunes 30 de Abril de 2018.- Con un entusiasmo a toda prueba, un grupo de niñas y niños con diversos tipo de daño físico y neurológico, se atienden en dependencias de la agrupación loína Ángeles de Luz. Un esfuerzo que también involucra de lleno a sus familiares, quienes se esfuerzan a diario por lograr la anhelada integración.

Es así como gestaron un proyecto para contar con una sala de estimulación sensorial, única en su tipo en Calama, lo que fue posible gracias al apoyo de los fondos concursables de Codelco Distrito Norte. “La integración y desarrollo de las niñas y niños es uno de los ejes fundamentales en nuestra gestión comunitaria. Hemos visto en terreno cómo estas nuevas herramientas se traducen en más desarrollo y una mejor calidad de vida para las y los pequeños pacientes de este centro y sus familias”, aseguró el gerente distrital de Asuntos Comunitarios y Sustentabilidad, Claudio Flores.

Se trata de un proyecto que permitió implementar una moderna sala con Luces LED, artículos de colores flúor, esencias olfativas y mucha tecnología. “Es emocionante hablar de la sala, porque a pesar del poco tiempo que la implementamos, los avances han sido muy grandes. Las niñas y niños consiguen relajarse o activarse generando avances y logros, la verdad es que esta sala para todos es un orgullo”, dijo Claudia Vergara, presidenta de Ángeles de Luz.

Beneficios en la recuperación

La sala cuenta con tecnología de punta traída desde el extranjero. “Beneficia en toda la comunicación de las y los pacientes con el entorno que los rodea. Aquí en la sala multisensorial se les puede entregar mucha más estimulación, tanto en el juego simbólico como en el aprendizaje, en el lenguaje no verbal y el apego con los padres”, explicó el kinesiólogo y director multidisciplinario de la Agrupación Ángeles de Luz, Aníbal Miranda.

Actualmente, la agrupación atiende a 10 pacientes en su mayoría menores que han mostrado grandes progresos en sus terapias. “Mi hijo es el que más disfruta de la sala, del tema visual, táctil y como dijo el kinesiólogo para incentivarlo porque es lo que él más necesita. Hace poco recién pudo caminar así que ahora está en toda la etapa de explorar y la sala ha sido fenomenal”, detalló Ana Vaca, madre del pequeño Nicolás, que solo tiene cinco años.

Mientras que, Juan Bustamante abuelo de Vicente, también ha visto el avance de su nieto. “Para la familia y especialmente para mi tesoro es muy bueno. Cuando llega acá y tiene que pasar a la sala se desconecta y se relaja. Esto que yo he visto en él, no lo hace en casa lo hace acá”.

La sala fue adquirida gracias al proyecto “Programa de estimulación sensorial”, presentado por la agrupación a los Fondos Concursables Distrito Norte, que buscan mejorar la calidad de vida de las y los habitantes de la ciudad.

Codelco

Portal Minero