Argentina

Durante la última campaña, entre septiembre de 2013 y mayo de este año, se invirtieron cerca de USD 60 millones; solo un quinto de lo que se proyectaba para el período.

Martes 01 de Julio de 2014.- La minería argentina sufrió una fuerte desaceleración en los últimos dos años. Y el segmento del negocio más resentido por la coyuntura es la exploración, según cifras que aporta Julio Ríos Gómez, representante de las empresas exploradoras de ese país, al medio electrónico El Inversor On Line.

Ríos señala que, en la campaña que empezó en septiembre y terminó en mayo de este año -los trabajos en Cordillera se realizan durante los meses cálidos para evitar la nieve del invierno- se invirtieron cerca de USD 60 millones, lo que constituye sólo una quinta parte de la inversión anual esperada en este ámbito. Esa cifra no tiene en cuenta los desembolsos en proyectos de brownfields, es decir, zonas con potencial que son aledañas a proyectos actualmente en producción.

“Cuando comenzó esta década, proyectamos que hasta 2015 se invertirían entre USD 300 y USD 330 millones anuales en exploración pura. Pero a raíz de la erosión de la macroeconomía, los desembolsos en exploración pura se desplomaron”, sentenció el directivo. Sólo en el norte argentino, apunta, con prospectos como Samenta (de la peruana Southern Copper) y Chinchillas, de Grosso Group, la búsqueda de nuevas reservas minerales parece mantener el ritmo.

Ríos explicó en este sentido que uno de los motores de la actividad minera en el norte del país es la exploración –y construcción- de proyectos de litio. “Sales de Jujuy (de Orocobre) está completando la instalación de una planta para producir carbonato de litio. En tanto que empresas como Exar y Rodinha que consiguieron fondos para avanzar con la exploración de sus prospectos”, señaló. 

A pesar de eso, indica que a nivel nacional la exploración sufrió una fuerte baja, que estaría dada por la combinación de factores domésticos e internacionales que deterioraron el clima de negocios de la minería. “En época de verano, la exploración cayó hasta un 70%. El descenso promedio estuvo en el orden del 50% y provocó la suspensión de algunas obras exploratorias que se habían proyectado”, advirtió el timonel de la gremial.

Tanto en San Juan, el mayor distrito minero del país; como en la Patagonia, el otro bunker de la minería metalífera en la Argentina, la actividad se mueve a ritmo bastante lento, según comentó Ríos.

El Inversor On Line

Portal Minero
Your Rating: Results: PatheticBadOKGoodOutstanding! 0 rates