Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La estatal diseñó una larga lista de sanciones y multas millonarias si tanto Pampa como la propia SQM incumplen parte de los acuerdos que quedarán estipulados en los nuevos contratos que se firmarían el 17 de enero. Los documentos ya estarían redactados y a la espera del visto bueno de los altos mandos. De hecho, el viernes fue el turno de Corfo y se espera que mañana los vean los directores de SQM.

sqm-corfo-acuerdo-sanciones

Lunes 15 de Enero de 2018.- Varias cosas están ocurriendo en paralelo en SQM y en Corfo para poder llegar con todos los hilos hilvanados al Centro de Arbitraje y Mediación el próximo miércoles, a la cita que el fiscal Héctor Humeres convocó para las 17 horas con el objeto de firmar o no el acuerdo de conciliación entre la estatal y la minera, en el marco del proceso de arbitraje que se extiende desde enero de 2014.

Las negociaciones entre el equipo jurídico de Corfo, encabezado por los abogados Ignacio Vargas y Alejandro Reyes, del estudio Vargas & Asociados, y los de SQM, que lideran Nicolás Luco, de Claro y Cía., y Sebastián Oddó, representando a las sociedades cascadas de SQM, han sido intensas, tanto así que en la noche del 24 de diciembre, y en vísperas de recibir el año nuevo, los abogados estuvieron pegados a sus computadores enviándose correos y respondiendo las consultas de todos los puntos que forman parte de los dos contratos que ya estarían diseñados, el relacionado con los terrenos utilizados por la compañía en el Salar de Atacama y también el del proyecto de extracción de los minerales que explota SQM, donde la joya es el litio.

Todo ese ajetreo terminó la semana pasada y hoy los borradores de los contratos y sus detalles están en manos de las administraciones de ambos organismos, con el fin de que sean definidos y aprobados por las altas esferas.

En el caso de SQM, se espera que mañana se realice, ya sea físicamente o vía remota, una sesión extraordinaria del directorio de la minera no metálica para la aprobación de los contratos. Lo mismo sucedió en Corfo, donde el viernes ya se hablaba de una reunión extraordinaria del consejo que preside el ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, cita que finalmente se concretó en las dependencias de la estatal, en calle Agustinas, y donde los ministros e integrantes de la instancia, de manera unánime, mandataron al vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, para que llegue a un entendimiento con SQM. “El vicepresidente de la Corfo para poder firmar tiene que tener la autorización y el pase del consejo. Tal como el gerente general de SQM debe tener la autorización del directorio para aprobar el acuerdo”, señala un cercano al proceso de negociación entre SQM y Corfo.

Y así lo adelantó el propio Bitran, quien al ser consultado indicó que “nosotros el día 17 tenemos que ir donde el árbitro con los documentos terminados”, señaló.

Cierre de conciliación

Pero post 17 de enero, si SQM y Corfo logran terminar con el arbitraje y finalmente fuman la pipa de la paz, luego de casi cinco años de conflicto, también hay varios procesos que deben suceder. Uno de ellos es la realización de una junta extraordinaria de accionistas de SQM Salar, dueña de las pertenencias mineras de SQM, cita que debería efectuarse una vez que los contratos estén firmados y autorizados por las autoridades competentes. Lo que podría tomar algo de tiempo, ya que los documentos también deben ser revisados por la Contraloría, la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CCHEN) y el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Pese a la intensidad del proceso y las aristas que aún quedan abiertas, los ánimos se mantienen optimistas y hay certeza de que el 17 de enero se convertirá en un día histórico, pues si bien la firma de la conciliación se podría prorrogar, al interior de Corfo y de las propia compañía indican que “esa no es la idea”.

“Las partes han tenido la voluntad para avanzar y llegar a un acuerdo”, indica una fuente cercana al proceso de negociación.

Esa misma certeza es la que Bitran ha entregado a empresarios que se le han acercado para saber la seriedad del acuerdo diseñado con SQM. Por lo menos ese fue el mensaje que le entregó a un interesado en el proceso de licitación que lidera Corfo para darle valor agregado a la explotación del litio, donde además de señalarle que Alberto Salas asumirá en abril el cargo que hoy ocupa Eugenio Ponce, también le comentó que este acuerdo es de largo plazo y que el nuevo gobierno ya está al tanto de los detalles, con el fin de mantenerlo en el tiempo.

Resguardos de Corfo

Pero la estatal también tomó resguardos para hacer valer su principal queja respecto de SQM, relacionada con la histórica falta de transparencia con la que la compañía controlada por Julio Ponce ha actuado, crítica que dio inicio al conflicto entre las partes luego de que la estatal cuestionara el contrato de arriendo de las pertenencias mineras que explota SQM.

Por eso, la presencia de la corporación se dejará sentir en las oficinas de la comuna de Las Condes. Esto, dado que Corfo podrá visar el nombramiento de dos nuevos auditores, los que estarán encargados de revisar la gestión y el cumplimiento de los contratos, y también de los acuerdos ambientales que la minera está pactando con Corfo.

Los auditores externos contratados especialmente para esto deberán informar el avance al comité de directores de SQM y también a Corfo. Incluso, el propio organismo estatal puede asistir a esas sesiones e informarse directamente del avance y cumplimiento de los acuerdos.

Y eso no es todo. En los contratos existen varias páginas destinadas a aplicar sanciones si Pampa y SQM incumplen los acuerdos suscritos con Corfo. De hecho, indican conocedores de los detalles finales que se han estado conversando, los anexos tienen muchas más páginas que los propios contratos, y en ellos existen sanciones que tienen cláusulas penales, las que contienen multas calificadas de “millonarias” si no se cumple lo pactado.

Es que para Bitran la propuesta de Pampa, dada a conocer al mercado el pasado 18 de diciembre y donde se informó que finalmente Julio Ponce cedería y dejaría el control de la minera no metálica hasta el año 2030 -fecha de término del contrato- y que llegaría un director independiente que ejercería la presidencia de SQM hasta el 2022, es un “elemento esencial” de la conciliación a la que se espera llegar el miércoles 17.

“Por ejemplo, si Pampa incumple, pierde todos los beneficios económicos del acuerdo”, indican las fuentes.

Añaden que si, por ejemplo, la sociedad cascada deja de cumplir el contrato el año 2019, de ahí en adelante todas las utilidades que le correspondería por los beneficios que genera el acuerdo, hasta 2030, pasarían directamente a Corfo. “Estamos hablando de una sanción muy cara”, relata un actor cercano a la estatal.

Sin inversiones no hay cuota

Por el lado de SQM también hay resguardos, que están vinculados con las inversiones que debe realizar la minera no metálica, necesarias para que la compañía pueda elevar su actual cuota de extracción del mineral, hasta alcanzar las 180 mil toneladas de litio equivalente, salto que generará millonarios ingresos al Fisco.

Según cálculo del propio Bitran, en un escenario positivo, los ingresos adicionales para el Fisco podrían llegar hasta los US$ 7.550 millones, considerando impuestos y regalías que establecerá el contrato. Y también para la propia SQM, pues la minera podría recibir ingresos por lo menos por US$ 7.000 millones por la venta de litio hasta 2030.

En los nuevos contratos se establece como una regla básica que la minera aumente la eficiencia, para lo cual la compañía debe realizar inversiones calificadas como “importantes”. Para eso, se estableció un calendario, donde si se concreta una iniciativa, la minera puede acceder a un aumento de cuota, por lo que su crecimiento será gradual durante los próximos 12 años.

“Si SQM no realiza ciertas inversiones, pierde todos los aumentos de cuota pactados y a la cuota con la que finalmente se queda se le aplicarán las tasas del nuevo contrato, que son más altas”, explica un cercano al diseño de los nuevos contratos.

Por eso, en el documento relacionado con el proyecto minero hay más de 10 páginas dedicadas a este ítem, coinciden las fuentes.

“Hay un grupo importante de causales de terminación anticipada del contrato. Hay más de 10 páginas dedicadas a eso, por lo tanto, SQM tiene que ser muy cuidadoso de su propio interés de cumplir, de manera rigurosa el contrato”, recalcan.

La pelea por la presidencia

Al interior de Corfo se dice que en esta nueva etapa que comenzará a vivir SQM lo que primará será la transparencia. Por eso, escoger al sucesor de Eugenio Ponce, actual presidente de SQM, no fue una tarea fácil.

Esto, porque en la mesa hubo varios nombres, además del candidato de consenso, aunque finalmente el elegido fue Alberto Salas. Uno de esos nombres fue Gerardo Jofré, actual director independiente de SQM e integrante del comité de directores junto con Fernando Massú y Joanne L. Boyes. Pero también hubo dos candidatos más. “Salas logró un claro consenso”, indica un actor cercano a la estatal.

Agrega que lo que jugó a favor del ex presidente de la CPC -más allá del vínculo que tiene con el propio Bitran, con quien se conocen hace más de 10 años- fue su cercanía con la Presidenta Bachelet y también con el empresariado, necesario a la hora de liderar el proceso de darle valor agregado al litio. Esto, porque la minera deberá ofrecer, a empresas localizadas en Chile, precios preferentes para realizar inversiones enfocadas a desarrollar productos que utilicen litio, similar a lo que Corfo realiza hoy con Albemarle.

La Tercera

Portal Minero