Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Tras varios meses a la baja el sueldo imponible logró un alza anual de 4,2%, mientras los ocupados crecieron 5,2%. Académico de la UCN anticipa impacto positivo sobre otros sectores de la economía regional.

Miércoles 04 de Octubre de 2017.- Después de un par de años exhibiendo cifras negativas en casi todos los indicadores, el sector minero regional comienza a mostrar los primeros síntomas de recuperación. Mientras los ocupados aumentaron 5,2% en los últimos 12 meses, el ingreso imponible de los trabajadores del sector también revirtió la tendencia negativa y anotó un aumento de 4,2% en el mismo periodo.

Efectivamente, de acuerdo al último Informe de Empleo entregado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), correspondiente al trimestre junio- agosto, la tasa de desocupación en Antofagasta se situó en 9,3%, la más alta desde enero de 2010, cuando comenzara a aplicarse esta encuesta y es posible comprar.

Durante ese periodo fueron los sectores comercio, industrias manufactureras y actividades de alojamiento y servicios de comida, quienes lideraron la pérdida de puestos de trabajo con 7.650, 7.400 y 5.250 personas, respectivamente.

Por el contrario, los sectores agricultura, ganadería, silvicultura y pesca y actividades de atención de la salud humana, fueron los que más empleo crearon con 4.440 y 4.240, cada uno.

Sin embargo es el desempeño del sector minero fue el que llamó la atención de los analistas. La minería regional volvió a arrojar números positivos durante el periodo, aumentando en 2.490 nuevos ocupados, respecto del mismo periodo de 2016.

Los ocupados en la principal industria regional totalizaron 50.410, un 5,2% más que en 2016 y casi 5.300 más que hace dos años, cuando las compañías mineras estaban en pleno proceso de "ajuste".

Demanda

Así, durante el primer semestre la minería regional recuperó su condición de primer empleador regional y, aunque aún lejos de los 58.280 ocupados que exhibía en el mismo trimestre de 2013, los expertos interpretan estos datos como positivos a la luz del efecto que la industria tiene sobre otras actividades de la economía regional.

Manuel Pérez, académico del Departamento de Economía de la Universidad Católica del Norte (UCN), explicó que la principal explicación detrás de las pobres cifras de empleo está en la caída de los salarios.

"Si nos fijamos los sectores más afectados por la pérdida de empleo son los que se alimentan de la demanda interna como es el caso del comercio, hoteles y restaurantes", dijo. No obstante, advirtió que, dentro de este negativo escenario, la recuperación progresiva que viene mostrando el empleo minero es una señal alentadora.

"En el momento en que la minería se comience a recuperar con mayor fuerza, los salarios van a volver al alza, ya que es el principal motor de la generación de ingresos en la zona y será fácil que los sectores que dependen de la demanda interna vuelvan a crear empleo", aseguró Pérez.

Ingresos

Y los datos de la Superintendencia de Pensiones (SP) parecen sustentar una dinámica como la que describe Pérez.

A junio de este año el ingreso imponible de los trabajadores mineros en la Región de Antofagasta alcanzó $1.769.945 mensual, logrando un repunte de 4,2% respecto del mismo mes de 2016, revirtiendo así la caída que experimentaron a marzo de este mismo año, cuando llegó a $1.653.512.

Así, su aumento real, descontando el aumento de 1,7% que experimentó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante ese periodo, llegó a 2,5%.

Con todo, los datos de la SP confirman que los antofagastinos ostentan el ingreso promedio imponible más alto del país con $929.403 mensual a junio de este año, seguidos de quienes laboran en la Región Metropolitana ($802.172).

El Mercurio de Antofagasta

Portal Minero