Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La minera confirmó a sus socios que mantendrá su contrato de suministro equivalente en promedio al 20% de la capacidad del proyecto, pese a los retrasos.

Jueves 19 de Enero de 2017.- En plena negociación se encuentra por estos días la generadora AES Gener con Antofagasta Minerals para destrabar el futuro financiero del mega proyecto hidroeléctrico, Alto Maipo.

Según trascendió, no le ha sido fácil a la sociedad -propiedad en un 60% de AES Gener y 40% de Antofagasta Minerals- cerrar el financiamiento de los sobrecostos del proyecto, que al poco andar se encareció entre un 10% y 20%, elevando su valor final entre los USD2.225 y USD2.427 millones.

Esto porque, por una parte, Antofagasta Minerals más de una vez ha dejado entrever que no está dispuesta a asumir las nuevas proyecciones de costo del proyecto, al tiempo que ha trascendido que evalúa diluir su participación.

“La compañía está analizando distintas opciones respecto al proyecto”, dijo la empresa al momento de entregar sus resultados operativos al tercer trimestre. De hecho, los socios de Alto Maipo están justamente en conversaciones semanales para alcanzar un acuerdo.

Desde el grupo minero no ven el negocio eléctrico como su foco, sobre todo en momentos en que están enfocados en concretar inversiones, tanto en el distrito de Centinela como en Pelambres.
En paralelo, no hay claridad de que los bancos quieran seguir apostando por un proyecto que ha presentado problemas desde sus inicios, y que con menos del 35% de su construcción ya utilizó todo su fondo de contingencias y suma un sobre costo que podría llegar a los USD400 millones.

Pese a lo anterior, hay un aspecto que viabilizaría el avance de la iniciativa. Porque dadas las problemáticas, la sociedad ha buscado alternativas como la inserción de un socio o elevar el financiamiento del proyecto -situación que debería esclarecerse el primer trimestre de este año-, pero para lo cual se requería una cierta flexibilización del contrato firmado por ambas partes en 2013. En concreto era necesario que la minera ratificara su interés por mantener su contrato de suministro -que significa el uso del 20% de la capacidad instalada del proyecto y 40% de las necesidad de Los Pelambres- y no diera pie atrás por los retrasos del proyecto; tal ratificación ya habría ocurrido, despejando tal incertidumbre con miras a hacer atractivo Alto Maipo a terceros, y agilizar el financiamiento.

Cabe recordar que la iniciativa hidroeléctrica -compuesta por dos unidades en serie hidráulica: Alfalfal II (264 MW) y Las Lajas (267 MW) que generarán en su conjunto 531 MW de potencia- comenzó sus obras principales en diciembre de 2013. Este consideraba una inversión aproximada de US$ 2.050 millones, la cual se iba a financiar mediante créditos por hasta USD 1.217 millones, y los aportes de capital de AES Gener y AMSA, en proporción a sus respectivas participaciones. Es decir, AES Gener debía poner sobre la mesa unos USD500 millones para concretar el proyecto y Antofagasta Minerals, a través de Los Pelambres, cerca de USD330 millones.

El financiamiento fue estructurado bajo la forma de un “Financiamiento de Proyecto” otorgado a un plazo de 20 años por un sindicato de bancos multilaterales y bancos comerciales, nacionales y extranjeros, integrado por Overseas Private Investment Corporation (OPIC), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), International Finance.

Pero, a su vez, como está estructurado el acuerdo con dichos financista, estos también tienen voz sobre la forma en que avanzará el proyecto, lo que también ha demorado las tentativas.
Al cierre de esta edición, el directorio de la sociedad aún estaba reunido y aún no se había llegado a un acuerdo.

Pulso

Portal Minero