Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Según expertos, aún no se puede hablar de un cambio de tendencia y piden priorizar una agenda pro crecimiento.

Jueves 03 de Marzo de 2016.- Un detención del pesimismo en el sector empresarial se vició durante el mes de febrero, así lo dio a conocer el Indicador Mensual de Confianza Empresarial (IMCE), que elaboran Icare y la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez. Según el reporte durante febrero marcó 46,41 puntos, cifra 1,43 puntos mayor que la de enero.

La cifra marca un quiebre al deterioro experimentado durante los pasados 23 meses consecutivos donde existió un nivel pesimista, al mantenerse bajo la barrera neutral de 50 puntos, que marca el paso a una tendencia optimista.

Dentro de los  sectores que mostraron aumento en la confianza fueron comercio e industria. En el primero, el índice llegó a 49,82 puntos, esto es, 2,7 puntos sobre el nivel de enero, mientras que en la industria manufacturera subió 0,7 puntos, hasta 44,1.

De acuerdo al informe, el comercio e industria mostraron un aumento respecto del mes anterior. La minería en tanto, tuvo el índice más alto con 62,6 puntos y aunque se ubica bajo su promedio histórico, es es el único sector que se mantiene con expectativas optimistas, a pesar del difícil momento atravesado por el precio del cobre durante el año pasado.

Menos positivo se mostró el sector de la construcción, que no solo tiene las expectativas más pesimistas, con 29,9 puntos, sino que además anotó en febrero una caída de 3,5 puntos en comparación con enero.

El economista de la Escuela de Negocios de la UAI, Francisco Parro, opina que “aunque no se puede decir aún que hay un cambio evidente de tendencia, la baja del optimismo de los empresarios parece haberse detenido. Sin embargo, agrega que la velocidad con que se mueva el IMCE hacia la zona de optimismo dependerá crucialmente de la capacidad que tenga el Gobierno para retornar la economía a la ruta del crecimiento económico” consigna El Mercurio.

“El salto hacia el optimismo este 2016 dependerá de cuán efectivo sea el gobierno en recobrar la confianza de los inversionistas en la economía chilena. Y la confianza se construye en base a reformas alineadas con el crecimiento económico y que oxigenen, y no ahoguen, la iniciativa privada”, afirma en la publicación.

Pesimismo

Para Heriberto Urzúa, presidente de Patagonia Inversiones y miembro del Círculo de Finanzas y Negocios de Icare, es preocupante que desde la creación del IMCE, en 2003, nunca ha existido un periodo tan extenso de confianza empresarial negativa, y que incluso dobla el periodo de 2008 por la crisis económica global. Por ello, llama a generar un cambio en el contenido de las políticas públicas en curso, como la laboral y educacional, y que el Ejecutivo emprenda una agenda con foco en el crecimiento. Urzúa agrega que se debe cuidar el riesgo país y no dar motivos para que los agentes internacionales suban el costo de fondos para Chile, y fomentar aun más la inversión extranjera, publica El Mercurio.

Por último, Gonzalo Larraguibel, socio de Virtus Partners y también miembro de Icare, señaló que coincide en que los casi dos años de desconfianza responderían a factores internos. “Esto podría indicar que el manejo interno, producto de las reformas efectuadas en los últimos años, con problemas en el diseño, tanto en lo técnico como en su socialización y en su implementación, han afectado importantemente la confianza de los agentes económicos y personas en Chile”, dice. Y agrega: “Si a esto le sumamos, por un lado, el negativo contexto e incertidumbre externa y, por otro, la erosión en la credibilidad de nuestras instituciones y líderes locales, no debe extrañarnos la existencia y la persistencia de esta desconfianza”.

Portal Minero