Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Las remuneraciones de los trabajadores mineros triplicaron el sueldo mínimo, aunque hace una década la cifra era un 130% superior al promedio nacional.

Lunes 20 de Febrero de 2017.- Un bono de término de conflicto de $25 millones y un reajuste salarial de 7% real. Eso es lo que exigen los 2.500 trabajadores que integran el Sindicato Número 1 de Escondida a la administración de la empresa, controlada por la anglo australiana BHP Billiton, la mayor minera privada del mundo.

Aún no hay acuerdo, y los mineros totalizaron ocho días de huelga este viernes. Este movilización no es nueva, y tal como lo había adelantado The Economist cuando 2 de septiembre de 2006 los mineros de esta misma empresa terminaron 25 días de paralización tras ganar importantes beneficios -entre los que está un aumento salarial del 5% y beneficios de salud, educación, vivienda y un bono de $9 millones líquido,-se inició una temporada de inéditas movilizaciones del sector en Chile.

Según consigna El Mercurio, el superciclo del cobre -que se inició en 2001 y que alcanzó su máximo el 16 de diciembre de 2011, llegando a USD 4,6 la libra- hizo de los empleados de la gran minería los mejores pagados del país, por lejos.

Considerando a los trabajadores que cotizan en el sistema previsional, es decir, solo el empleo formal, los mineros tienen un sueldo imponible promedio de $1,19 millones mensuales, cifra que triplica lo que ganan los trabajadores peor pagados del país -que son los conserjes- y que es 68% superior a la media nacional, que al cierre de 2016 alcanzó $713.612, según cifras elaboradas con datos de la Superintendencia de Pensiones.

En Antofagasta, que es la capital minera del país, las diferencias son más pronunciadas aun: los mineros ganan $1,7 millones mensuales, 85% por encima del promedio regional y 4,5 veces lo que ganan los conserjes de esa región.

Pese a todo, la brecha de los salarios mineros con el resto de los sectores productivos ha tendido a estrecharse. En 2006 los mineros ganaban 130% más que la media de los chilenos, pero en 2016 esa diferencia se aminoró al mencionado 68%. Es más, la minería es el único sector que en esta última década disminuyó sus salarios reales, de un total de 19 actividades productivas consideradas.

De hecho, los sectores que más han incrementado los salarios son el inmobiliario y en segundo lugar, la actividad agrícola, debido, entre otras variables, a la escasez de mano de obra.

Emol

Portal Minero