Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Sindicatos dicen que la propuesta es insuficiente y que menos de 100 personas se han acogido. Afirman que al ser voluntario, no hay interés en salir de la división.

Miércoles 09 de Octubre de 2013.- A fines de 2012 Codelco firmó un nuevo convenio colectivo con los trabajadores de la división Chuquicamata que involucró el pago de un bono por $16,8 millones y un préstamo blando por $3 millones.

Dicho monto fue justificado por la empresa con el establecimiento de un plan de retiro de 2.150 trabajadores entre 2013 y fines de 2016. El acuerdo pretende que por año salgan de la empresa cerca de 500 personas con el fin de adecuar la dotación del yacimiento para su futura operación como mina subterránea a partir de 2018.

Sin embargo, el plan de retiro no estaría siendo bien acogido por los trabajadores de Chuquicamata. Según explicaron desde los sindicatos de la empresa, menos de 100 personas han aceptado la propuesta de la compañía. Esta cifra se encuentra muy lejos de los 500 anuales que pretende la minera que lidera el presidente ejecutivo Thomas Keller.

Samuel Coroseo, presidente del sindicato de Chuquicamata, asegura que el plan de retiro es un rotundo fracaso, pues la gran mayoría de los trabajadores no están de acuerdo con los montos compensatorios que establece el convenio.

“Los trabajadores han rechazado rotundamente este plan de egreso. Ellos se han dado cuenta de que con los dineros que obtendrían al salir no les alcanza para tener una vida tranquila una vez que se jubilen. Ese es el gran tope de los trabajadores, y por eso rechazan el plan”, explica Samuel Coroseo.

El dirigente sindical agrega que la gran mayoría de los que participan en las operaciones del yacimiento pretenden permanecer en la compañía una vez que la división pase a ser explotada subterráneamente.

A su vez, el presidente del sindicato 1 de Chuquicamata, Hilario Ramírez, asegura que este acuerdo es de carácter voluntario, por lo cual no existe apuro alguno por parte de los trabajadores de querer salir de la empresa.

“Se han acogido algunos trabajadores a retiro, pero como este contempla la salida en un plazo de cuatro años, es difícil que en un inicio el número de personas sea alto”, afirma Ramírez.

En medio de esta situación, el 17 de septiembre renunció el gerente de mina de Chuquicamata, René Oliva. Según los sindicatos, el ejecutivo, que dejará sus funciones a partir del 17 de octubre, cuenta con un fuerte respaldo entre los trabajadores, debido a su buena sintonía con ellos en términos laborales.


Versión de la estatal

Pese a lo anterior, fuentes de la administración de Codelco aseguran que el plan de retiro sí está avanzando y que cada caso se ve de forma individual.

Agregan que no se puede pensar en la viabilidad de Chuquicamata subterránea con la dotación actual. De acuerdo con información de 2012, el yacimiento cuenta con 6.767 trabajadores internos, representando el mayor número entre todas las divisiones.

Emol

Portal Minero