Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

El desarrollo de la minería es uno de los principales motores del crecimiento de la provincia, cuyo Producto Interno Bruto aumentó un 108% en la última década.

Martes 18 de Noviembre de 2014.- El pasado 11 de noviembre, el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, junto al gobernador de San Juan, Luis Gioja, y al secretario de Minería, Jorge Mayoral, inauguró en dicha provincia una nueva mina subterránea de oro y plata en el departamento de Calingasta, operada por la empresa Troy Resources de Argentina Ltd.

Mediante una inversión de 250 millones de pesos, la cantera, que inicialmente operaba a cielo abierto, aumentará su producción a 105.000 onzas de oro para 2014, extendiendo la vida útil del proyecto Casposo a 7,5 años. Además, se estima que brindará 430 empleos directos y 200 indirectos, involucrando la prestación de servicios de 80 PyMes locales.

Estas inversiones fueron posibles gracias a los avances del Plan Energético Nacional en materia de transporte eléctrico en alta tensión, que permitió la interconexión de las regiones de Comahue y Cuyo y las posteriores inversiones en líneas de alta tensión complementarias que interconectaron dentro de la provincia de San Juan a los departamentos de Rodeo, Iglesia y Calingasta. Estos avances hicieron posible la construcción de una línea de 33 kV para que la mina Casposo pueda tomar energía segura del sistema de interconexión y expandir así su horizonte productivo.

El desarrollo de la minería en San Juan es uno de los principales motores del crecimiento de la actividad industrial en la provincia, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) aumentó un 108% en la última década. La producción de oro y plata pasó de 10 toneladas en 2003 a 100 toneladas en 2014, es decir un 900% más, posibilitando la creación de eslabonamientos productivos ligados a la actividad minera.

A partir de este contexto, la industria adquirió un excelente dinamismo, reflejado en los fuertes incrementos del consumo de energía. Con respecto al consumo de gas, este aumentó un 98%, pasando de 500.000 metros cúbicos diarios en 2003 a 959.000 en 2014. Además, el consumo eléctrico se duplicó, alcanzando en la actualidad los 1.600.000 megavatios/hora anuales.

Asimismo, se manifestaron mejoras en los niveles de empleo en la provincia, con un aumento del 123% en lo que respecta a empleados privados, pasando de 43.000 en 2003 a 96.000 en 2014.

Además del fuerte impulso del sector minero, el desarrollo de la provincia fue posible gracias a los esfuerzos conjuntos del Estado Nacional y del Provincial para poner en marcha obras como la Planta Compresora Mendoza Norte, la incorporación de 128 megavatios con Caracoles y las plantas solares, la Línea “Mendoza-San Juan”, la Línea “Rodeo Calingasta”; la construcción de 25.000 viviendas y 60 escuelas, la extensión del sistema de cloacas, el Hospital Rawson, el Centro Cívico y el Estadio Único.

A partir de los distintos proyectos de minería metalífera impulsados por el Ministerio de Planificación Federal, tales como los de oro y plata en Veladero en Iglesia, Gualcamayo en Jáchal y Casposo en Calingasta, la provincia de San Juan incrementará considerablemente su producción en lo que queda del año.

Plan Minero Nacional

La inauguración de la mina subterránea de Calingasta se enmarca en el Plan Minero Nacional, impulsado por Néstor Kirchner en 2003. Los lineamientos de dicho plan implican el establecimiento de la minería como política de Estado, la creación de escenarios previsibles para la inversión, el impulso de un modelo productivo nacional, la relación entre la producción y la comunidad, la integración regional y la democratización de la información pública.

El PIB de dicho sector aumentó un 119% entre 2003 y 2013, pasando de USD 6.959 millones a  USD 15.227 millones respectivamente. A lo largo de ese periodo, las exportaciones se incrementaron un 211%, pasando de USD 2.116 millones en 2003 y USD 6.573 millones en 2013, acumulando un superávit neto de USD 24.000 millones para la economía nacional en los últimos diez años. Los proyectos que se gestionan para agilizar y mejorar la capacidad de producción se elevaron de 42 a 700, reflejando un incremento del 1.567% y permitiendo emplear a unas 500.000 personas en el país.

En el periodo anteriormente mencionado, el número de empresas vinculadas al sector creció un 50%, pasando de 849 a 1.270. Entre 2003 y 2013 aumentaron un 105% la cantidad de puestos de trabajo directos ligados a la actividad minera en todo el país, alcanzando actualmente los 72.300 empleados.

Las inversiones del sector minero en 2014 ascienden a USD 3.900 millones, mientras que la acumulada entre 2003 y 2014 alcanza los USD 14.900 millones, convirtiendo a la minería en un sector clave para la economía del país, totalizando el 1% de todas las empresas argentinas, generando el 3% del PIB, el 6% de la ocupación y el 7,4% de las exportaciones a nivel nacional. También ha sido importante el impacto de minería en las provincias sobre las economías regionales, como motor de empleo y generando encadenamientos productivos hacia otras actividades de la economía.

BAE Negocios

Portal Minero