Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El fin del 2013 significó un verdadero fuego cruzado entre la defensa del empresario y la SVS. Sin embargo al comenzar el 2014 también empieza la cuenta regresiva para las principales acciones que llevarán a cabo ambas partes antes que Coloma del ente regulador.

Martes 07 de Enero de 2014.- Las fiestas de fin de año no fueron impedimento alguno para que la defensa de Julio Ponce Lerou y la SVS sacara lo mejor de su artillería. Los golpes fueron varios. El Superintendente Fernando Coloma descartó una eventual “campaña” de Moneda en contra de las Cascadas, rematando con una respuesta a Contraloría, en donde aseguró que se ha garantizado a Ponce Lerou su derecho a defensa.

La defensa del controlador de SQM, encabezada por Raimundo Labarca y Alejandro Parodi consiguió un punto a favor luego de que señalara que fue la propia SVS la que autorizó a las Cascadas a no entregar información, provocando una airada reacción de Moneda.

Lo que viene

A comienzos de marzo Coloma deberá dejar su cargo al mando de la Superintendencia, y antes que se concrete su salida deberá dejar varias aristas cerradas, en lo que a su participación respecta en el caso Cascadas.

La primera interrogante a despejar será si Coloma ampliará los cargos formulados en primera instancia a Ponce Lerou, Aldo Motta, Roberto Guzmán y Patricio Contesse, o simplemente se limitará a emitir una resolución del caso antes que finalice su periodo.

Además dentro de las próximas semanas el Contralor General de la República, Ramiro Mendoza deberá pronunciarse acerca de los antecedentes solicitados a la SVS y de la legalidad del proceso, cuestionada por la defensa de Ponce. En febrero en tanto, Coloma deberá prestar declaración ante el fiscal José Morales, quien lleva la arista judicial de este caso.

La expectación también estará puesta sobre la defensa de Ponce Lerou y la estrategia que seguirá en los pocos días que le quedan a Coloma al mando de la SVS. Extrañeza ya ha causado que Aldo Motta desistiera de la querella por “prevaricación administrativa” en contra del Superintendente, sembrando la duda si Labarca  y Parodi buscarán canalizar todas las fuerzas en una sola querella contra Coloma, o si simplemente se trato de un “gesto” de Motta frente a la SVS.

Lo único cierto es que esta aparente tregua al comienzo de 2014 se quebrará en cualquier momento.  Por ahora la pelota está en la cancha de la SVS, de quién se espera haga el próximo movimiento, ya que la defensa de Ponce Lerou apuesta por extender el caso de modo que sea finalizado por la nueva autoridad que asuma en la SVS con el cambio de gobierno.

Estrategia

Portal Minero