Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El cambio de composición que presentaría este año el crecimiento de la economía chilena, llevaría a una mayor relevancia de las exportaciones en el PIB, por sobre la demanda interna.

Lunes 06 de Enero de 2014.- Mientras en los últimos años el fuerte dinamismo que registró la demanda interna (con altas cifras de inversión y consumo privado) fue el componente que "tiró el carro" de la economía chilena, la moderación que ha evidenciado este indicador en los últimos meses, no solo ha significado una desaceleración de la actividad cada vez más consolidada, sino que además anticipa un cambio en la composición de la expansión del PIB, donde el sector exportador, que había estado más rezagado en los últimos períodos, aparecería como el nuevo motor de la actividad (que se estima estaría en torno al 4% según sondeos a expertos) de la mano de un dólar más fortalecido.

En ese sentido, a juicio de economistas, empresarios y políticos, es imposible no pensar en que la minería, nuevamente, será el sector que liderará el PIB de Chile en 2014, considerando no solamente su innegable contribución constante al crecimiento de la economía, sino que también a las mejores condiciones de exportación del cobre.

"Lo que vamos a ver en 2014 es un cambio en la composición del crecimiento y, en ese sentido, las exportaciones mostrarán un mayor dinamismo de la mano de la minería", señala un economista.

Por su parte, un destacado empresario sostiene que "la minería continuará liderando el crecimiento económico, donde entrarán en operación nuevos proyectos mineros y los especialistas proyectan que la producción crecerá en torno a 5%. Igualmente, de no existir una crisis en China, la demanda global continuará creciendo, aunque a ritmo más moderado. Todo ello contribuirá a sustentar el desempeño del sector".

En efecto, el sector minería encabeza la contribución al crecimiento de la actividad al tercer trimestre de 2013, con un 11% de participación en el PIB total acumulado a septiembre del año pasado. Según cifras del Banco Central el sector fue uno de los que más creció hasta esa fecha, promediando una expansión de 6,9% al tercer trimestre de 2013.

En esa línea, un agente privado señala que "espero que las exportaciones con un mejor tipo cambio puedan florecer junto con el cobre, donde claramente la tendencia a la baja del precio puede complicar no solo el crecimiento país sino las arcas fiscales".

Otro actor relevante en el mercado, también sostiene que "con el mundo desarrollado saliendo de la crisis y un tipo de cambio más acorde a las necesidades del país, las exportaciones deberían transformarse en la locomotora de la economía".

Comparte esta visión un socio de una importante compañía: "Creo que la minería ha tenido un rol primordial en la economía chilena en los últimos años y lo seguirá teniendo durante 2014".

En tanto, un consultor apunta que "de no ocurrir un inesperado empeoramiento del sector externo, con un tipo de cambio mayor y las economías desarrolladas (principalmente EEUU), los sectores ligados a la exportación (forestal, industrial, agropecuario, entre otros) debieran ser los más dinámicos. Ello, en contraste con los sectores más orientados a la demanda doméstica, que se han ido desacelerando en los últimos trimestres".

Sin embargo, también hay preocupaciones. Un empresario del sector energético advierte que "esto dependerá en cierto modo de las señales, definiciones y acciones que adopte la nueva autoridad. La minería que es uno de los motores de nuestra economía hoy está a la espera de lo que se resuelva en áreas tan sensibles como es la de energía, de hecho no son pocos los proyectos que se han ido pausando y revaluando por esa razón; situación que también se observa  de manera creciente en otros sectores productivos, como es el exportador, gran demandador de mano de obra".

Preocupación que comparte el presidente de un relevante conglomerado nacional. "Son varios los sectores que moverán la economía: minería, industria, energía y agricultura. Lo importante es que se haga una administración adecuada de los recursos. Hasta ahora, creo que Chile ha demostrado que con un manejo prudente se pueden sortear con éxito las dificultades. Confío en que las nuevas autoridades sigan en ese camino. Eso sí, me parece fundamental que se enfrente adecuadamente el tema energético para asegurar las inversiones necesarias que garanticen el crecimiento del país", enfatiza.

Mientras, un economista privado explica que si bien "la minería tendrá relevantes contribuciones a la actividad, no lo tendrá hacia el empleo ni a los salarios".


COMERCIO

Otro sector que aparece encabezando en la contribución al crecimiento de este año, es el comercio, donde si bien en los últimos meses ha habido una moderación en el consumo y las ventas, existen buenas perspectivas para lo que viene, considerando mejores condiciones como la reducción de la Tasa de interés por parte del Banco Central, y la baja inflación.

"El comercio se ha mantenido firme los últimos años y el próximo año no sería la excepción. A pesar del menor dinamismo económico, el mercado laboral debería continuar sólido, los salarios reales creciendo y no se ven riesgos inflacionarios significativos. Además, los recientes recortes de las tasas de interés debieran permitir mejores condiciones de acceso al crédito. De esta forma, el consumo continuará creciendo a tasas razonables, sustentando la actividad del comercio", señala el director ejecutivo de una compañía.

Mientras, un reconocido empresarios sostiene que "desde el punto de vista de sectores económicos en los que se desglosa el PIB, es posible que el sector servicios y comercio estén dentro de los que más crezcan, por los no transables".

De acuerdo a las Cuentas Nacionales del BC, al tercer trimestre del año pasado este sector acumuló un crecimiento de 7,5%.

En tanto, un ejecutivo estima que "por tamaño y dinamismo reciente, el sector comercio debiera ser el más importante, pese a que debiera ir de más a menos durante el año. Transportes podría ser el segundo sector en importancia, especialmente porque no se ve un gran dinamismo en los demás sectores".

Desde el lado económico, un experto explica que "en 2014 deberían ser los sectores más vinculados a los servicios como comercio, transporte, turismo, servicios financieros". En esa línea, un investigador comenta que "probablemente, dado que debería mantenerse un escenario relativamente favorable en el mercado laboral, son los sectores más vinculados al consumo los que deberían crecer por sobre el promedio, aunque a un ritmo inferior al que crecerían este año. Sectores como el comercio y los servicios caen en esta categoría".

Otros sectores como el de recursos naturales podrían ser negativamente afectados por menores precios externos de los bienes que comercian".

A su vez, un parlamentario dice que "creo que va a seguir siendo el comercio, porque el consumo interno mantendrá su dinamismo".

Misma opinión de otro político. "Si bien vamos a seguir con el cobre, debiéramos tener el comercio que va a seguir adelante durante este año en forma importante", apuesta.


LAS SORPRESAS

En cuanto a las sorpresas que podrían darse durante este año, muchos de los sondeados apuntaron hacia el aumento del sector tecnológico y de las telecomunicaciones, como fundamental para avanzar hacia el desarrollo.

"Pese a que Chile sigue sustentando gran parte de su desarrollo en la explotación de materias primas, es un hecho que para romper la tendencia y dar un salto al desarrollo, se necesita introducir con mayor decisión las tecnologías de información y comunicación en los procesos productivos, educativos, culturales y científicos. El sector de las telecomunicaciones ha sido por casi una década uno de los más dinámicos de la economía chilena y lo seguirá siendo el 2014", afirma un empresario.

Coincide un gerente general de una compañía, quien sostiene que "desde nuestro punto de vista, el paso a la tercera plataforma seguirá siendo durante 2014 el principal objetivo de la Industria TIC (Tecnología de Información y Telecomunicaciones)".

Mientras, otro gerente de una sociedad, sostiene que "descontando el peso específico que tiene la minería en la economía del país (aun cuando se vislumbra una constante baja en el precio del cobre), un sector que seguirá siendo relevante será el de telecomunicaciones y tecnologías de la información. Recordemos que las inversiones por la nueva tecnología 4G-LTE se plasmarán principalmente durante 2013-2014, lo que genera una actividad relevante en lo que circunda a dicha tecnología".

Siguiendo con la tendencia, un importante CEO destaca que "desde nuestra perspectiva los sectores de telecomunicaciones y energía serán los grandes motores de la economía Chilena en el 2014".

Pulso

Portal Minero