Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Tras investigación de la FNE solicitada por Shell Chile.

Jueves 23 de Enero de 2014.- Un completo cambio en su política de contratos con sus clientes mayoristas debió realizar la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), luego de una investigación de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), solicitada por Shell Chile (Enex).

La indagatoria surgió tras una presentación de Shell respecto a la política comercial de ENAP. En ella se expone que el 2010 ENAP implementó una nueva política de suministro a las empresas distribuidoras mayoristas que se tradujo en nuevos contratos que definieron una programación en las compras de combustibles, es decir, compromisos de adquisición de determinados volúmenes a fin de acceder a un precio preferencial. Su incumplimiento, eso sí, implicaba la aplicación de multas.

Según señala Shell Chile, el hecho de que ENAP participe, entre otros mercados, en el de distribución de combustibles líquidos al segmento industrial, "dificulta cumplir con el contrato de suministro celebrado con ENAP, en la medida que esta empresa ofrece directamente productos a clientes finales".

La política implementada por ENAP para el abastecimiento de sus clientes, se traduce en la aplicación de un precio de paridad de importación para compras programadas con un plazo mayor o igual a 45 días. La Fiscalía consideró que la estrategia no merece reproche, ya que permite a ENAP un uso más eficiente de sus recursos, sin embargo, la unidad detectó ciertas diferencias en las condiciones de comercialización de los productos por parte de la empresa pública. "En el largo plazo podría incentivar conductas exclusorias de parte de dicha empresa para efectos de poder mejorar su posición competitiva en el mercado, así como reducir la presión competitiva de los distribuidores en mercados conexos, como sería el de las estaciones de servicio", acota el documento.

Añade que es "necesario que los futuros contratos de ENAP con sus clientes contengan parámetros que aseguren que esta empresa no pueda obtener ventajas competitivas ajenas a razones de eficiencias, y en el mismo sentido, que aseguren transparencia en las condiciones otorgadas a todos ellos".

Al respecto, la FNE reconoce que ENAP se comprometió a que "dichos contratos sigan determinadas directrices, las que tienen por objeto dar un trato equitativo a los distintos tipos de clientes". Por esta razón, dice la FNE, tras "el cambio de conducta comprometido y desplegado por parte de ENAP, no se amerita en este caso que la Fiscalía ejerza acciones ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia".

Pulso

Portal Minero