Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La eléctrica solicitó al Ministerio de Energía permiso para traspasar electricidad a través de la línea Andes-Salta, por un plazo mínimo de diez años.

Miércoles 29 de Octubre de 2014.- No sólo al Sistema Interconectado Central (SIC), sino que también a Argentina podría enviar energía el sistema eléctrico del Norte Grande. Hace algunas semanas, la eléctrica AES Gener -la segunda a nivel nacional con el 19% de la capacidad instalada, tras Endesa- solicitó formalmente al Ministerio de Energía la autorización para exportar electricidad a este país por al menos diez años, luego de que concluyeran satisfactoriamente todas las pruebas técnicas y estudios hechos entre diciembre de 2012 y diciembre de 2013.

En ellas se comprobó que la operación técnica interconectada entre el SING y el SADI argentino era técnicamente factible y que no alteraba el normal funcionamiento del sistema chileno. Así que la empresa -filial de la estadounidense AES- inició una segunda ronda de estudios, concentrándose en realizar pruebas de funcionamiento de interconexión bajo condiciones controladas. La primera de ellas tuvo lugar en febrero recién pasado, y consistió en el traspaso bidireccional de 50 MW.

“El nivel de la frecuencia del SING mejora notablemente con la interconexión, mejora la estabilidad y calidad de servicio del SING y se mejora los perfiles de tensión y el nivel de cortocircuito de la zona sur cordillera del SING (Escondida-Zaldívar)”, explicó en una reciente presentación Carlos Aguirre, Gerente de Gestión del Margen y Transmisión de AES Gener.

Ahora el Ministerio de Energía deberá entregar una respuesta oficial a AES Gener, luego de analizar los informes que ya prepara la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC). La cartera deberá emitir un permiso de exportación  y elaborar el reglamento con la normativa que regule con detalle la exportación de electricidad. 

Según señaló Carlos Aguirre, el objetivo de esta interconexión es permitir la utilización de un activo existente, mediante una baja inversión marginal para hacerla operativa. “La capacidad de generación en el SADI está bastante ajustada a las demandas máximas. Las altas tasas de crecimiento de la demanda, y el alto consumo de petróleo en generación abren la oportunidad a la exportación de excedentes”, dijo en su presentación.

Otros beneficios que aportaría la interconexión son: una mejora en la calidad de la frecuencia, del perfil de voltaje en las barras del SING sur y mejora en la seguridad del servicio en situaciones de emergencia como un terremoto o tsunami. En la empresa plantean también que se trata de exportación de excedentes de energía, por lo que el abastecimiento interno del SING tendrá prioridad. “Los generadores que exportan obtienen una renta adicional que de otra manera nunca obtendrían en Chile”, se añade.

Además, se da un incentivo para que las máquinas de respaldo se mantengan operativas, otorgando mayor seguridad al SING; en períodos en que Argentina pueda ofrecer mejores precios que los locales, Chile podría importar energía a menores precios; y se añadirá una demanda que podría permitir incrementar el volumen de gas natural licuado importado para ser utilizado en generación a Argentina. “La exportación hacia Argentina no debe alterar negativamente los márgenes de los agentes del SING que inyectan y que retiran respecto del caso sin exportación”, recalca la compañía.

Pulso

Portal Minero