Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

“Creemos que, en términos generales, la minería en el norte resistió bien este nuevo frente de mal tiempo”, indicó ministra del área.

Martes 11 de Agosto de 2015.- Pese a la devastación generada en Tocopilla o los daños en el área costera de Viña del Mar producto del frente de mal tiempo, la infraestructura productiva, en general, pasó la prueba.

El fuerte oleaje obligó a detener preventivamente las operaciones de los puertos más relevantes del país -Valparaíso y San Antonio-, aunque ayer ya estaban completamente operativos. Desde la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) informaron que el frente de mal tiempo afectó algunas de las instalaciones, entre ellas el fondeadero de Muelle Prat, y la Interzona, ubicada en el área aledaña, se registraron daños en la losa por la que transitan camiones. Sin embargo, esta situación no complica la operación.

Desde Terminal Pacífico Sur (TPS) -operador en Valparaíso, propiedad de Ultramar, ligado al grupo Von Appen-, indicaron que no tuvieron daños relevantes y están funcionando a plena capacidad.

Mientras, SAAM -operador portuario controlado por el grupo Luksic- informó que los terminales en que tienen participación están sin problemas. "Los daños son menores, no afectan la operatividad de los terminales y ya se están subsanando en coordinación con las autoridades", sostuvieron.

En Antofagasta, donde operan ATI, indicaron que las operaciones se reanudarían ayer, sin registrarse daños importantes. Mientras que en San Antonio tuvieron perjuicios menores. De acuerdo a la Cámara Marítima y Portuaria (Camport), sólo el terminal de Tocopilla está cerrado.

Minería del norte resistió

"Creemos que, en términos generales, la minería en el norte resistió bien este nuevo frente de mal tiempo, pero estamos monitoreando permanentemente la situación", señaló ayer la ministra del ramo, Aurora Williams.

Si bien en un primer momento algunas faenas, como Chuquicamata, detuvieron sus operaciones por precaución, ya ayer estaban operativas. "Luego de comprobar una mejoría del clima, durante la tarde de ayer (domingo) todas las divisiones retomaron su operación", indicó la estatal.

Desde Antofagasta Minerals (AMSA) señalaron que las faenas siguen produciendo, pero tomaron resguardos adicionales de seguridad.

En Escondida dijeron que hubo mínimas interrupciones y ayer la faena operó normalmente.

El sector más afectado fue la mediana y pequeña minería, principalmente en Tocopilla. El presidente de la Sonami, Alberto Salas, señaló que "a las faenas no les ocurrió nada. Sólo el corte de caminos. Como medida de apoyo, Sonami está aportando combustible para la maquinaria que está realizando las labores de despeje".

Quebradas peligrosas

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Antofagasta, Jaime Tolosa, indicó que el principal peligro en las ciudades de la región son las quebradas. Aunque comenta que en Antofagasta se realizaron trabajos en las principales quebradas, es necesaria más infraestructura, lo mismo que para Tocopilla.

El frente de mal tiempo dejó como saldo seis fallecidos y 934 damnificados en total, de los cuales 592 se encuentran albergados. Hasta el cierre de esta edición, la Onemi reportaba siete viviendas destruidas y 215 con daño mayor producto de anegamientos, filtraciones y desprendimiento de techumbre. Además, había 4.873 clientes sin suministro de agua potable.

La zona más afectada fue Tocopilla, donde hubo tres muertos y se evacuó a 830 personas, de las cuales 317 permanecían en albergues hasta ayer.

Diario Financiero

Portal Minero