Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 31 de Diciembre de 2012.- El editorial del jueves (27/12 LTOL, ndr) cuestiona la capacidad del nuevo gobierno corporativo de Codelco, vigente desde febrero de 2010, de gestionar la empresa con criterios de productividad y eficiencia.

Este nuevo gobierno corporativo ha logrado avanzar de manera muy importante en diversos ámbitos. Así, por ejemplo, la empresa ejecuta con éxito el plan de inversiones más ambicioso de una compañía minera en el país, que le permitirá hacer frente al agotamiento de los minerales en sus principales operaciones. Sin esta inversión, la producción de Codelco disminuiría a menos de la mitad hacia fines de esta década y, con ello, también sus aportes a las arcas fiscales. A su vez, el acuerdo con Anglo American generó beneficios por más de US$ 4 mil millones para Codelco. El nuevo gobierno corporativo también se ha hecho cargo de tareas pendientes en la seguridad de las personas y la gestión ambiental.

Todo esto no sería posible sin un gobierno corporativo que da garantías de seriedad y eficiencia: Codelco se administra con una mirada estratégica de largo plazo y una visión de Estado, que busca mantener su liderazgo en la gran minería del cobre y su contribución al desarrollo de Chile.

La crítica de La Tercera se origina y fundamenta con motivo de los acuerdos alcanzados recientemente, en el marco de la negociación colectiva de la división Chuquicamata.

Para entender la real dimensión del referido acuerdo, estimamos necesario resaltar que cubre un período de 48 meses, el más largo en la historia de Codelco, y otorga un plazo de estabilidad indispensable para poder afrontar los nuevos desafíos de esa división.

Tomando en cuenta estas características, el acuerdo con los trabajadores de Chuquicamata es similar a los registrados recientemente en la mayoría de las empresas de la gran minería del cobre en Chile. Permitirá, además, recuperar la competitividad de la división y viabilizar el megaproyecto de minería subterránea en ese yacimiento, al contemplar el retiro programado de un número importante de trabajadores y la contratación de nuevos colaboradores en términos y condiciones de mercado, compatibles con los compromisos que la administración ha asumido en materia de productividad y rentabilidad para el proyecto Chuqui subterráneo y para esa división en general.

Finalmente, tampoco se entiende la alusión de La Tercera en cuanto a que sería el carácter estatal de Codelco lo que explicaría los términos del acuerdo en Chuquicamata. En efecto, conforme a las mismas informaciones del diario, estos acuerdos serían prontamente superados por otras negociaciones colectivas en curso en la gran minería privada del cobre.

Gerardo Jofré
Presidente directorio Codelco

LTOL

Portal Minero