Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El MOP tiene una cartera de proyectos que busca dejar avanzada. Varios concursos están en marcha. ¿Se alcanzarán a licitar el nuevo aeropuerto de Santiago y la autopista Vespucio Oriente, entre otras obras?

Martes 01 de Octubre de 2013.- No hay plazo que no se cumpla... El Ministerio de Obras Públicas tiene un desafío mayor para esta segunda mitad del año: concretar una cartera de licitaciones de infraestructura por nada menos que US$2.546 millones.

El gobierno quiere a toda costa sacar adelante el concurso para la relicitación del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, lo que involucra una inversión de US$716 millones.

El MOP, según figura en la ficha del proyecto, tiene contemplado lanzar esta licitación durante el segundo semestre de este año.

Un paso más adelante va la licitación del primer tramo de la nueva autopista Vespucio Oriente, que unirá Av. El Salto, en Huechuraba, con Príncipe de Gales, en La Reina, lo que considera un desembolso de casi US$1.000 millones. El ministerio tiene contemplado recibir las ofertas económicas y técnicas durante diciembre de 2013.

En este mismo estatus está el puente sobre el Canal de Chacao. Para esta obra, que cuenta con un presupuesto de US$740 millones, la recepción de ofertas  técnicas está estimada para noviembre, mientras que la económica sería durante diciembre.

Y así suma y sigue (ver tabla con proyectos).

Por eso, la meta del MOP no es menor. Y el mandato del presidente Sebastián Piñera ha sido sacar adelante los procesos para dejarlos más que avanzados para la próxima administración.

BAJA DE INVERSIONES

De acuerdo con Concesiones, inicialmente para el período comprendido entre 2010 y 2014 existía una cartera de proyectos por licitar con una inversión superior a los US$11 mil millones: US$8 mil millones en concursos y nuevos programas de infraestructura concesionada y más de US$3 mil millones en otros proyectos en estudio.

Sin embargo, el MOP ha planteado que la meta ahora es más baja, según explicó Pablo Allard, decano de arquitectura de la Universidad del Desarrollo y asesor del ministerio en el proyecto Vespucio Oriente.

Pese a ello, la secretaría de Estado -liderada por Loreto Silva- aún tiene una abultada cartera de proyectos que espera licitar antes del fin de la administración Piñera. Pero las dudas sobre las posibilidades reales de que se logre avanzar en alguno de estos proyectos persisten.

Por ejemplo, en la licitación del Paso Fronterizo Los Libertadores, en la Región de Valparaíso, se aplazó la recepción de ofertas a petición de las empresas que compraron las bases, según ha dicho el MOP.

No obstante, de acuerdo con los privados interesados, el subsidio sería insuficiente y, de no elevarse, se debería reducir el tamaño de la obra y su costo.

Para Pablo Allard lo que sucede con el paso fronterizo es parte de la naturaleza del sistema de concesiones.

“Una de las virtudes del sistema de concesiones es que los proyectos públicos pasan el test de mercado. Si efectivamente son proyectos cuyos beneficios sociales y económicos ameritan ser ejecutados, siempre va a haber alguien interesado. Si en este caso los privados lo están descartando porque es muy costoso o porque requiere subsidio, probablemente es porque puede ser ajustado”, argumentó el experto.

Además, la semana pasada se conoció que las ofertas presentadas por la licitación del camino de acceso sur al Puente Chacao superan en un 10% el presupuesto oficial dispuesto para la obra, por lo cual el ministerio comunicó que se elevaría el monto del presupuesto para poder adjudicar la construcción de la vía que conecta la Ruta 5 Sur y el inicio del viaducto en la isla de Chiloé.

Pese a la complicación, el académico de la Universidad Diego Portales (UDP) y experto vial, Louis de Grange, planteó que es factible que se adjudiquen los proyectos Puente Chacao y Américo Vespucio Oriente durante el próximo año.

“Lo que ocurrió con el acceso sur al puente es que siempre se usan estimaciones para definir presupuestos referenciales. Por lo tanto, es completamente normal que se amplíe el presupuesto de la obra”, explicó.

Eduardo Bitrán, ex ministro de Obras Públicas, no coincide con esta idea. Para él, la licitación del puente debe frenarse, porque se estaría licitando con un estudio de ingeniería que data del año 2004 y el proyecto actual sería distinto al planteado en ese momento.

“La licitación del acceso sur se hace para generar un hecho político, porque es la parte menor de un proyecto que no está bien definido. Es una demostración política. Creo que el puente debería pararse y ser analizado, porque si no se tiene estudios de ingeniería de detalle el presupuesto va estar errado en más o menos un 30% de la inversión”, agregó Bitrán.

El ex secretario de la cartera comentó que la gran rotación de ministros y coordinadores de Concesiones dentro del Ministerio de Obras Públicas ha debilitado la capacidad del Estado para hacer buenos proyectos. Además, señaló respecto del Paso Fronterizo Los Libertadores, donde los oferentes han dicho que el proyecto es más caro que lo presupuestado, que esta situación ocurre “cuando los estudios que se hacen son pobres o insuficientes, ese ha sido el mismo patrón en todos los proyectos actuales”.

El académico de la Universidad Católica y miembro del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de esa casa de estudios, Oscar Figueroa, concuerda con esta visión y agrega que es prioritario que se revise la calidad de los proyectos.

A juicio de Figueroa, la autopista Américo Vespucio Oriente y el puente Chacao merecen ser chequeados, uno en cuanto a su real impacto en las comunas de La Reina y Peñalolén y el otro en sus detalles de ingeniería.

“Al término del gobierno aumenta la intensidad de iniciativas que habían estado durmiendo. Me preocupa que por cerrar las adjudicaciones se descuide la calidad. En cambio, el proyecto del aeropuerto es una obra bastante sólida”, detalló el académico.

No obstante ello, entre 2010 y 2012, el ministerio licitó proyectos como los aeropuertos de Antofagasta, Iquique y La Serena; la Ruta 43 que une La Serena con Ovalle y la Ruta 5 Norte entre La Serena y Vallenar; y las Rutas del Loa. Esto fue destacado por la ministra Loreto Silva, quien señaló meses atrás, durante el XXVI Convención del Comité de Obras Públicas de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que el año pasado el gobierno tuvo un promedio de inversión en infraestructura pública ejecutada de casi US$3.000 millones.

Pulso

Portal Minero