Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

El Ministerio de Minería junto con Barrick y la empresa que transporta la sustancia a Veladero pusieron en escena una situación de alto riesgo ante la atenta mirada de civiles, policía, bomberos, Gendarmería y Salud Pública.

Miércoles 09 de Octubre de 2013.- Uno de los camiones que transporta cianuro a Veladero desbarrancó sobre uno de los costados del camino a la mina. Sorpresivamente, el contenedor que traslada la sustancia peligrosa se abre, y de él, cae una caja que se rompe en el suelo dejando las briquetas de cianuro expuestas al medio ambiente. En medio de una lluvia constante, el conductor baja a ver que pasa, queda inmerso en una nube de cianuro y cae desplomado al suelo.

Esta escena de crisis dio inicio al simulacro organizado por el Ministerio de Minería, la compañía Barrick y la empresa que transporta el cianuro hasta la mina. De esta manera, se encendió el motor de una maquinaria de emergencia que debe operar a la perfección y sin saltarse ni un solo paso del protocolo. “La idea de generar esto era que se pudiera ver que el cianuro solo es peligroso cuando entra en contacto con el agua. En su estado sólido, se levanta fácilmente. A su vez, sirve para que médicos, bomberos, gendarmería y civiles puedan ver como se trabaja y entender que el cianuro es una sustancia peligrosa pero biodegradable, es decir, se desintegra con el tiempo en el ambiente”, comentó Marcelo Ghiglione, Director de Gestión Ambiental y Policía Minera.

Ante la atenta mirada de los integrantes del cuerpo de salud pública que filmaban con sus celulares la escena como si fuera una película, la Brigada de Emergencia de Veladero comenzó a moverse rápidamente para desplegar y delimitar una zona de contención para trabajar. Los trajes amarillos y los tanques de oxígeno comenzaron a cargarse en las espaldas de los brigadistas, mientras que los médicos del grupo se preparaban para suministrar el antídoto ante el contacto con cianuro.

“Hay que tener en cuenta el protocolo de seguridad y seguirlo a la perfección. Desde el momento del hecho, el acompañante del camión está capacitado para asistir a su compañero y cuenta con el kit de seguridad en el camión para darle los auxilios y oxigeno necesarios al compañero”, explicó Leonardo Toia, Supervisor de la Brigada de Emergencia. Y continuó: “A su vez, la camioneta guía que lidera el convoy da aviso a la brigada, y así se genera una línea directa de comunicación con policía, bomberos, salud pública, la empresa etc. Se llega hasta el lugar, se delimita una zona de trabajo, se analiza la situación y se toman las medidas pertinentes en caso de que haya viento, una población cerca, un curso de agua etc. En caso de alguna emergencia médica, se asiste rápidamente a la persona con ampollas de nitrito de amilo y luego cuando llega el personal médico ya se trata de manera intravenosa y se procede a su traslado”.

Bajo las ordenes del Comandante de Procedimiento (encargado de la situación de derrame, al que todos remiten), unas 96 personas aprendieron cómo operan las distintas fuerzas que intervienen en un eventual derrame de cianuro y las propiedades de una sustancia sobre la cual giran innumerables mitos. “Para que en San Juan se de una situación así deben darse muchos factores juntos. Porque los camiones tienen paradas obligatorias donde pasan partes, van acompañados por dos camionetas, debería romperse el contenedor, la caja que trae adentro, el envoltorio de plástico sumamente resistente y la bolsa de vacío dentro de la cual viene la briqueta de cianuro”, comentó Walter Castro, de la empresa de transporte Cruz del Sur. Y agregó: “No quiero decir que sea imposible, pero es muy difícil que ocurra, a su vez, debe llover para que se produzca la nube de cianuro. Porque si 50 briquetas de cianuro caen en un curso de agua regular, se degradarían a 50 metros de donde cayeron, porque el agua lo separaría. El tema es cuando el cianuro queda expuesto al agua por decirlo estancada”. Las personas que participaron del simulacro realizado en Tudcum, pudieron evacuar sus dudas con los profesionales a cargo cuando concluyó la representación. “Es muy importante que sectores como salud pública intervengan y se capaciten en esto. Pero hay que desmitificar al cianuro. No ha habido ningún caso de muerte ni intoxicación en nuestra provincia con el cianuro que se utiliza en la minería, ni tampoco a nivel nacional. Solo el 13% del cianuro que ingresa al país, es utilizado por la minería”, concluyó Ghiglione.

Diariodecuyo.com.ar

Portal Minero