Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Gremio que agrupa a Endesa, Colbún, Gener y otros, plantea que hay que enfocarse en resolver las trabas para desarrollar proyectos, más que jugarse por una tecnología en particular. Sector proyecta un encarecimiento de entre 35% y 40% por gas.

Lunes 07 de Octubre de 2013.- La flamante ley de fomento a las ERNC, que establece metas para el aporte de las energías renovables a la matriz eléctrica, se hizo cargo de definir cómo se configurará el 20% de la energía que se comercializará en el país a 2025. Pero para los generadores, el problema es que nadie se ha hecho cargo de resolver cómo se desarrollará el restante 80%, en qué condiciones y con qué tecnologías.

Pese a la falta de claridad, el gobierno ha dado señales de su intención de privilegiar el desarrollo del gas natural licuado (GNL), que en Chile se importa desde distintos países y que arriban a los terminales de Quintero y Mejillones.

La semana pasada, el ministro de Energía, Jorge Bunster, reconoció que el ajuste que está realizando la Comisión Nacional de Energía (CNE) a las bases de la segunda y tercera licitación de suministro para clientes regulados -y que se lanzarán próximamente- tiene por objeto favorecer la generación con gas, dado que existe capacidad instalada disponible en el país.

Ello evitaría levantar nuevas centrales, largos procesos de aprobación ambiental y riesgos de judicialización.

“Se están buscando bloques de energía y plazos que permitan hacer factible el que se incorporen con fuerza la opción del GNL con las capacidades de las centrales que están existentes y que tienen esa capacidad disponible, y que permitamos, por lo tanto, usar racionalmente esa capacidad, tanto en el SIC como en el norte”, dijo el ministro Bunster.

El secretario de Estado planteó además que espera que las conversaciones que se están dando entre GNL Chile y distintos generadores para conseguir volúmenes adicionales de gas natural den frutos. “Espero que se cumplan las fechas. Yo espero que nos vaya bien con eso”, dijo la semana pasada.

No obstante, para los grandes productores de electricidad que operan en el país, reunidos en la Asociación de Generadoras de Chile, moverse en la dirección del GNL en vez del carbón o la hidroelectricidad, por la oposición ciudadana, podría tener un importante costo para la economía local.

“Cualquier opción tecnológica requiere de un necesario mejoramiento en clima de inversiones que debe enfrentarse sin demora”, dijo el gerente general de la entidad gremial, René Muga.

Según el ejecutivo, el precio de la energía generada con GNL es entre 30% y 40% más elevado que si se utiliza carbón, lo que queda de manifiesto con los precios de reserva de las licitaciones de suministro en curso, cercano a los US$129 por MWh versus US$80 que, en promedio, es el precio de los procesos anteriores y que consideraban agua y carbón como fuentes principales.

Muga agregó que aunque hay una expectativa de baja en los precios del gas por los últimos descubrimientos de reservas de shale gas en Estados Unidos, no hay claridad al respecto y el país no puede jugarse por una mera expectativa.

Pulso

Portal Minero