Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Gobierno descartó aplicar royalty indígena y llamó a la compañía a cumplir con la normativa para llevar adelante Pascua-Lama.

Jueves 29 de Mayo de 2014.- La salida a la luz pública de un acuerdo entre Barrick Gold y las comunidades diaguitas que habitan en torno al proyecto Pascua-Lama, en el Valle de Huasco, no dejó a nadie indiferente.

La Ministra de Minería, Aurora Williams, valoró el memorandum de entendimiento que firmó la compañía canadiense con la mayoría de las comunidades (15 de las 18que se verían afectadas por la iniciativa); aunque aclaró que, independientemente de estos avances, el proyecto deberá cumplir con la normativa ambiental vigente para retomar la construcción del proyecto.

“Todos los proyectos en Chile deben tener dos áreas fundamentales, lo hemos señalado, un área de trabajo naturalmente de relación con las comunidades, pero existe otra área de trabajo que es muy importante y que es el estricto cumplimiento de la normativa vigente”, aseguró la Ministra. "Más que del inicio del proceso debemos hablar de cuando esto esté resuelto y eso va ocurrir cuando se concreten dos situaciones y en eso vamos a ser bastante majaderos. Uno es que efectivamente exista lo que denominamos la licencia social, es decir, que las comunidades efectivamente sean parte de estos proyectos; y por otro lado, que se resuelvan los observaciones técnicas que los distintos organismos plantearon”, señaló.

Barrick no se habá pronunciado inicialmente sobre este acercamiento, pero ante la repercución pública que fue tomando el tema, emitió un comunicado en el se alineó con sus obligaciones en este sentido. "Nuestro objetivo es obtener los permisos para retomar la construcción", aseguró la aurífera en su nota pública; que agrega que la empresa está trabajando "al máximo y diligentemente, para cumplir con todas las exigencias regulatorias, sociales, ambientales y judiciales".
 
De todos modos, reafirmó el espíritu de las tratativas: “Este acuerdo marca una nueva etapa en la que trabajaremos con transparencia, apertura y de manera más inclusiva con las comunidades diaguitas y las demás comunidades del Valle del Huasco. Esperamos que este nuevo comienzo nos lleve a una relación de confianza en el largo plazo", señaló Barrick.
 
Lo que se sabe del acuerdo es que se encuentra en una primera fase, que durará seis meses, durante el cual la empresa dispondrá información sobre el proyecto y las medidas de mitigación ambiental, para que sean conocidas y consideradas por las comunidades. Si el resultado es positivo se dará comienzo a un de diálogo que podría extenderse hasta dos años. En ese proceso incluso se podría acordar el pago a las comunidades de un "royalty indígena", fórmula que hoy se aplica con algunos proyectos en otros países.

Al respecto, la Ministra Aurora Williams aseguró que, "pensar que con un royalty indígena vas a resolver el problema, en la práctica es pagar por la situación. Creemos que aquí la minería tiene que hacerse cargo de la cultura donde se desarrolla un proyecto, de los ancestros”.

 

Portal Minero