Skip to end of metadata
Go to start of metadata

México

Este proyecto incluye la construcción de una central fotovoltáica de 10 kilowatts que se financia a través del fondo Proinnova del Conacyt y la SE.

Martes 06 de Mayo de 2014.- Docentes y estudiantes de la Universidad del Valle  de México Campus Tuxtla  y de la Universidad de Ciencias y Artes (Unicach), trabajan conjuntamente con la empresa Rotoinnovación de Chiapas en el desarrollo de una central fotovoltáica de 10 Kilowatts para los procesos internos de producción de la fábrica.

La empresa produce productos de plástico por un proceso  de rotomoldeo. Los primeros artículos que ya se están fabricando son tanques de plástico para tinacos de agua en diferentes tamaños. Otros productos, como boyas para el mar y letrinas de plástico ecológicas, están en proceso de diseño.

La central fotovoltáica de 10 kilowatts es un proyecto que financian el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría  de Economía a través de Proinnova, un fondo que busca que las empresas desarrollen innovación tecnológica.  En este caso, Rotoinnovación trabaja en una tecnología para la fabricación de sus productos que permita sustituir el utilizar gas natural por la inducción magnética.

El profesor Neín Farrera, líder de Investigación en la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, explicó que pretenden que este mismo año la empresa pueda producir con esa tecnología todos sus artículos.

“La central de 10 kilowatts funciona con la  radiación solar. Es un sistema que se conecta a la red eléctrica convencional y genera energía durante el día, que es cuando hay sol.  Parte de esta energía se consume y el resto va a la red eléctrica en donde un medidor bidireccional cuantifica la energía que sale y la que entra para determinar cuánto se utiliza para los procesos de la empresa”, explicó el líder de investigación en UVM Campus Tuxtla.

“Hay un dato muy interesante y es que Rotoinnovación es la primera empresa en el país de este tipo que va a utilizar energía solar. Es una forma de probar que la energía  renovable puede servir para procesos industriales, sobre todo para producir artículos o productos  de plástico”, comentó el Profesor Neín Farrera.

El proyecto de la Central Solar Fotovoltáica de 10 kilowatts, ganó un premio internacional en el 2013 otorgado por la Comunidad Económica Europea, a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debido a que el proyecto apoya en la disminución de gases de efecto invernadero, lo cual reduce el impacto al medio ambiente y contribuye con la detención del cambio climático.

Sexenio.com.mx

Portal Minero