Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

Jueves 08 de Mayo de 2014.- Con un pedido al Gobierno nacional para que brinde “confianza y previsibilidad” a los inversores en el sector por el difícil momento por el que atraviesa la actividad, el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Martín Dedeu, habló ayer en el tradicional almuerzo por el Día de la Minería, que por primera vez tuvo lugar en Catamarca. A pocos metros lo observaban la gobernadora anfitriona, Lucía Corpacci, y el mandatario de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien asistió por primera vez al evento. Y aunque se esperaba su palabra frente al público para darle respaldo a la actividad, contra todos los pronósticos no dio el esperado mensaje.

Como uno de los candidatos presidenciales para el 2015 por el Frente para la Victoria, el día anterior, en diálogo con los periodistas, Scioli había sostenido que “la minería, junto con la energía y los agroalimentos son claves en la agenda del desarrollo que se viene en el país” (ver aparte). Y se esperaba que reiterara su respaldo oficial a la actividad, precisamente, en el almuerzo, aunque al final no estuvo entre los que hablaron.

En el Complejo Esmeralda, en Sumalao, Valle Viejo, a pocos kilómetros de la capital provincial, tuvo lugar la tradicional comida con la participación de funcionarios de las provincias mineras y de los empresarios del sector. En la mesa cabecera, además de Corpacci y Scioli, estaban el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, y el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera. Por San Juan asistieron el ministro de Minería, Felipe Saavedra; el intendente de Calingasta, Robert Garcés, y el diputado Emilio Fernández, que preside la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados de San Juan. Se esperaba la llegada del gobernador José Luis Gioja, pero fuentes de la comitiva sanjuanina dijeron que no había podido asistir por una indisposición en su garganta. Pese a que se había anunciado su presencia, tampoco estuvieron el jujeño Eduardo Fellner (quien cuenta con el respaldo de sus pares para presidir el Consejo nacional del Partido Justicialista) ni el entrerriano Sergio Urribarri, el alfil kirchnerista que se anotó en la carrera presidencial del año que viene.

La primera oradora fue la gobernadora Corpacci, quien sostuvo que “hay que demostrarle a la gente que la minería es un factor de desarrollo y de ingreso económico, que debe ser destinado para invertir en otros sectores productivos, que son ajenos a la actividad”.

Dedeu, en representación de los empresarios mineros, habló del preocupante momento por el que atraviesa la actividad con “caída de los precios internacionales y retracción de la actividad exploratoria”. Y por eso reclamó que se dejen de tomar “medidas cortoplacistas” y puntualizó que “el mejor ejemplo que se puede dar es un buen tratamiento a las empresas que están funcionando”. Tras pintar ese escenario, cerró su discurso solicitándole “al poder político que nos acompañe para poder generar nuevas inversiones para una minería responsable”.

La respuesta oficial no se hizo esperar y llegó de la mano del secretario Mayoral, quien empezó describiendo un panorama de cómo estaba la minería en 2003 y de cómo ha crecido hasta el momento. Así, puso como ejemplo que hace 11 años había 18 proyectos en marcha y que hoy son 704, mientras que las inversiones eran de 680 millones de dólares y pasaron a 14.000 millones en la actualidad. Parafraseando al general Perón, el funcionario sostuvo que “la única verdad es la realidad”. Tras responder esos puntos, intento finalizar con un mensaje alentador al expresar que “el futuro de la minería es promisorio”.

Diariodecuyo.com.ar

Portal Minero