Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En la denuncia se advirtió que producto de las extracciones de agua que realiza SQM en el salar existe un riesgo potencial de afectar la calidad de agua de los Puquíos de Llamara.

Miércoles 22 de Julio de 2015.- Luego que el Consejo Regional de Tarapacá, interpusiera una denuncia contra la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) por eventuales incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental en que habría incurrido la empresa en su planta “Pampa Hermosa”, la Superintendencia del Medio Ambiente decidió iniciar una investigación al respecto.

Un documento firmado por la jefa de la división de Sanción y Cumplimiento de la SMA, Marie Claude Plumer el pasado 30 de junio, señala que la entidad inició una investigación por los hechos denunciados, “conforme a las atribuciones y procedimientos legales correspondientes. Dicha medida se encuentra en desarrollo y, en la oportunidad que corresponda, le será comunicado aquello que la superintendencia resuelva en conformidad a la ley”, consigna diario Pulso.

La publicación señala que en la denuncia presentada ante la Superintendencia de Medio Ambiente, los Consejeros Regionales advirtieron a la autoridad que producto de las extracciones de agua que realiza SQM en el salar existe un riesgo potencial de afectar la calidad de agua de los Puquíos de Llamara.

El documento añade que esto podría alterar potencialmente la flora y fauna que habita estas formaciones vegetales. Según los consejeros regionales, SQM incumplió con los Programas de Seguimiento Ambiental Hidrogeológico del proyecto Pampa Hermosa. “Presenta información incompleta, errada y en muchas ocasiones no existe”, dice la denuncia.

La publicación del matutino establece que el proyecto que recibiera su RCA en 2010 tuvo por objetivo aumentar la producción de yodo en el área industrial Nueva Victoria en 6.500 toneladas anuales logrando una capacidad de 11.000 toneladas de dicho producto. Asimismo se consideró construir una nueva planta de nitrato con una capacidad de 1.200.000 toneladas al año en el Área Industrial de Sur Viejo.

El proceso iniciado en Tarapacá abre un nuevo flanco de complicaciones para SQM, que en los últimos meses ha debido enfrentar la salida del Directorio de su principal accionista, Julio Ponce Lerou, en el marco de una fuerte tensión interna con la firma canadiense Potach, que también posee una importante participación en la compañía. Todo a raíz de una investigación judicial respecto de pagos irregulares que finalmente reconoció la empresa, a diversos personeros vinculados con partidos políticos.

Por otra parte, la minera no metálica está en medio de una importante disputa legal con Corfo, que recurrió a un arbitraje para reclamar la finalización anticipada del contrato de arrendamiento que mantienen sobre el Salar de Atacama, por lo que considera "incumplimientos graves" de parte de SQM.

Portal Minero